XI Jornada Nacional de ASEFMA para analizar el estado de conservación de las redes viarias

La Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (ASEFMA) ha convocado a su XI Jornada Nacional a José Trigueros, director general de Carreteras de la Comunidad de Madrid, Luis Alberto Solís, director general de Carreteras de Castilla y León, Xavier Flores, director general de Infraestructures i Mobilitat Terrestre de la Generalitat de Catalunya, y a Jesús Huertas, director general de Infraestructuras de Andalucía. Los mismos han explicado la inversión en infraestructuras viarias y han planteado medidas de evaluación del estado de conservación.

Uno de los mayores perjudicados durante los últimos siete años, en materia de conservación, habría sido el capítulo de refuerzo de firmes. El sector registró en 2016 el segundo dato positivo, tras una serie de 6 años de descensos consecutivos que dejaron una caída acumulada del 74% desde 2007 y mínimos históricos en resultados productivos, consecuencia de los más de 850 días sin licitaciones de refuerzo de firmes.

Asimismo, los responsables de carreteras de Madrid, Cataluña, Andalucía y Castilla y León han manifestado que las estricciones y medidas de control de gasto que afectarían al presupuesto dedicado a conservación viaria siguen hoy vigentes. Igualmente, han señalado que los recursos económicos con que se dotan a las Direcciones Generales de Carreteras son insuficientes para garantizar el patrimonio viario.

Igualmente, han coincidido en que la máxima de la conservación es la seguridad vial y, por detrás, comodidad de conducción. Así, consideran necesaria la creación de un sistema de evaluación homogéneo que permita conocer el estado real de las carreteras y sus necesidades.

Por su parte, respecto a la creación de un sistema común de evaluación del estado de las carreteras, Solís ha declarado que “sería bueno disponer de una caracterización sencilla para el usuario de las vías por las que pueda circular” y, también, “avanzar en un estudio homogéneo similar al que propone RACC porque los instrumentos disponibles hoy para caracterizar el estado de la red son ineficientes”. El director general de Carreteras de Castilla y León cree que “habría que relacionarlo con lo que opinan los usuarios y con lo que dichos usuarios están dispuestos a pagar, porque existe una necesidad de financiación que estructuralmente ahora no tenemos para atender a la gestión de nuestras redes”. Y ha señalado que sería necesario “buscar fórmulas distintas o complementarias para financiar la conservación viaria”.

“La Comunidad de Madrid hizo un estudio visual en 2015  y concluyó que había que actuar en un 14,9% de la red (9,6% estaba en nivel 4; y 5,3% en nivel 5 que es indicador de las peores condiciones)”, ha expresado José Trigueros. “Tenemos proyectos redactados de 125 kilómetros donde hay que actuar por un importe de 22 millones de euros. Próximamente toda la información que dispone la Dirección General de Carreteras va a estar disponible al público por compromiso de la Comunidad con la transparencia”, ha explicado.

En cuanto a la Generalitat, Xavier Flores ha manifestado que “El RACC hace un estudio sobre seguridad vial que incluye las estadísticas de las carreteras catalanas con mayor riesgo”, presentando sus resultados “conjuntamente con la propia Dirección de Carreteras de la Generalitat”. Opina que “la metodología es discutible y mejorable, pero sí genera discusión mediática y se toman medidas políticas”. En este sentido, ha comentado que “hay países que ya categorizan sus carreteras mediante un sistema de estrellas y plantean objetivos en relación a ellas”, pero “a las Administraciones les suele dar miedo que se les evalúe”. “En Catalunya hemos enviado a formar personas sobre el sistema de estrellas para mejorar nuestro inventario visual para que sea práctico”, ha resaltado.

“Los poderes públicos deben rendir cuentas a la ciudadanía. Todo lo que sea ganar en transparencia, rendir cuentas y evaluación ante la ciudadanía es bueno porque nos hace ganar en calidad de servicio público y en democracia”, ha sostenido Jesús Huertas. “Además de RACC hay otras herramientas como son los estudios de tramos de conservación de accidentes por las comunidades autónomas. Habría que armonizarlos. La administración debe responder a criterios objetivos de necesidad y a planificación. Desde Andalucía contribuiríamos al desarrollo del sistema de evaluación de carreteras que mida el estado y necesidad de las carreteras”, ha finalizado.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar