WELTEC BIOPOWER construye dos plantas de biogás en Japón

WELTEC BIOPOWER está construyendo actualmente dos plantas de biogás agrícola de 250 kilovatios en Japón para uno de los mayores productores de leche del país. Uno de los emplazamientos se encuentra en Urahoro, en Hokkaido, la más septentrional de las islas principales de Japón. La segunda planta se está construyendo en Sakata (prefectura de Yamagata), en la isla más grande de Japón, Honshu. Ambas plantas de biogás se están construyendo en regiones sísmicas y, por tanto, tienen una estática especial. La electricidad y el calor generados son utilizados directamente en las instalaciones para que sean energéticamente autónomas. En Urahoro, la puesta en marcha tendrá lugar en el verano de 2021, mientras que en Sakata en otoño de 2021.

Tras la catástrofe nuclear de Fukushima en marzo de 2011 y la promoción de las energías renovables, el biogás goza de buena reputación en Japón. Entre las energías renovables, se considera que esta fuente es independiente de las condiciones meteorológicas y que contribuye significativamente a la estabilidad necesaria de la red. No obstante, las condiciones para la expansión también son favorables porque el país, por lo demás pobre en materias primas, tiene suficiente potencial de biomasa. Ya en 2002 se hicieron esfuerzos para impulsar proyectos de biogás. Poco después, WELTEC construyó la primera planta “Made in Germany” en Japón. Sin embargo, la expansión no despegó realmente hasta la introducción de la remuneración estatal para suministro a la red de energía verde en julio de 2012.

Los más recientes proyectos de biogás de WELTEC en Japón son granjas lecheras híbridas. Esto significa que las vacas lecheras se cruzan con razas especiales de bovinos de carne mediante transferencia de embriones, produciendo así en las explotaciones tanto leche como bovinos de engorde. En las dos instalaciones de un consorcio agrícola, se producen anualmente casi 30.000 toneladas de purines de res, los cuales se utilizan en las plantas de biogás para generar energía. Para una fermentación eficiente, WELTEC BIOPOWER está construyendo en Urahoro un fermentador de acero inoxidable. En Sakata WELTEC está construyendo dos fermentadores, pues pronto aumentará el número de animales en este lugar. Con 6,30 metros de altura y 25,34 metros de diámetro, los tres biorreactores tienen una capacidad de 3.176 metros cúbicos. La ventaja de los tanques de acero inoxidable no es solamente el transporte compacto desde Europa a Japón en unos pocos contenedores, sino también la simple adaptación estática a las regiones sísmicas.

En el emplazamiento de Urahoro, en Hokkaido, los sustratos líquidos son bombeados desde tres tanques de prealmacenamiento al fermentador. Dos de los tres almacenes ya están en pie, pero están siendo equipados con tecnología de vanguardia. El tercer tanque de prealmacenamiento, de 393 metros cúbicos, será construido completamente desde cero por WELTEC. Este mide 5,03 metros de altura y 9,98 metros de diámetro. En Sakata también se está construyendo un tanque de prealmacenamiento de este tamaño. Debido a los inviernos fríos y nevados, los almacenes de ambas sedes se aislarán y equiparán con techos de doble membrana estancos al gas. Para cada uno de estos, WELTEC está construyendo depósitos de 524 metros cúbicos para los residuos de fermentación. Tras la separación, los residuos de fermentación se utilizan como fertilizante en los propios campos de la empresa. Además de los fermentadores, los almacenes de prealmacenamiento y de fermentación, la tecnología de separación y de bombeo, WELTEC BIOPOWER está instalando para cada una también una planta de cogeneración de 250 kilovatios.

Ambos proyectos de construcción constituyen un punto de referencia en Japón debido su funcionamiento en paralelo de la red. El hecho de que la electricidad no fluya en la red, sino que se utilice directamente en la planta, por ejemplo para los carruseles de ordeño y otros equipos, hace que el operador tenga un mayor grado de independencia de la red eléctrica. Esto tiene mucho sentido desde el punto de vista comercial, pues la capacidad y la estabilidad de la red en Japón están en peligro, especialmente en las zonas sísmicas. Esta es también una de las razones por las que las condiciones marco para el desarrollo de la bioenergía son favorables: por ejemplo, el potencial anual de biomasa en Japón es de unos 284,4 millones de toneladas; lo suficiente para generar unos 13.000 millones de kilovatios hora de electricidad y abastecer a 2,8 millones de hogares de forma constante. De esta forma, se puede concluir que el uso eficiente de las materias primas en plantas de biogás como las de Urahoro y Sakata contribuye a la eficiencia económica, la compatibilidad medioambiental y la seguridad del suministro, y por tanto al éxito de la transición energética en Japón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *