Ascienden las ventas del hueso de aceituna como biocombustible

Ascienden las ventas del hueso de aceituna como biocombustible

Las ventas del hueso de aceituna como biocombustible han ascendido a casi 51 millones de euros anuales. Los productores y Avebiom reclaman al Ministerio de Agricultura que ‘normalice’ su uso y lo catalogue como ‘subproducto valorizable energéticamente’.

Los productores de hueso de aceituna, que facturan casi 51 millones de euros anuales, y la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) han solicitado formalmente al Ministerio de Agricultura que ‘normalice’ su uso como biocombustible y que sea catalogado como ‘subproducto energéticamente valorizable’, con el fin de dar cobertura legal a los protocolos que se llevan a cabo actualmente en todo el proceso de la cadena comercial.

Por parte de los productores, han firmado esta solicitud los responsables de Cooperativas Agroalimentarias, que aglutinan al 98% de las almazaras cooperativas de toda España; la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), que agrupa al 80% de las almazaras industriales; y la Asociación Nacional de Empresas de Aceite de Orujo de Oliva (Aneo), que representa a las 45 extractoras de orujo que operan en España.

El hueso de aceituna es utilizado actualmente como biocombustible de calefacción en más de 100.000 hogares, que se sitúan principalmente en Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, según estimaciones de Avebiom. A ellos se unen, además, un significativo número de granjas avícolas y de porcino, sobre todo en Andalucía y Cataluña; así como industrias del sector alimentario y edificios de uso colectivo, como hoteles, residencias de mayores, centros deportivos con piscinas climatizadas, colegios, consultorios médicos, casas consistoriales, edificios administrativos, etcétera.

En España, que cuenta con la mayor superficie del mundo dedicada al cultivo olivar (más de 2,6 millones de hectáreas), se producen anualmente 6,2 millones de toneladas de aceitunas que aportan 420.000 toneladas de hueso, de las que se comercializan 323.500 toneladas; el resto se consume en las propias almazaras y extractoras como fuente de calor para sus procesos.

La comercialización del hueso de aceituna como biocombustible genera un negocio de 50,7 millones de euros anuales. Una gran parte de la producción se vende a granel (283.500 toneladas), a un precio medio de 159 €/tm. Alrededor de 20.000 toneladas se comercializan en sacos de 15, 18, 20 y 25 Kg. y/o en ‘big bags’ (190 €/tm), principalmente para uso doméstico en entornos urbanos. Y otras 20.000 toneladas se destinan a la exportación (95 €/tm).

Desde el puntos de vista energético, las 420.000 toneladas de producción media anual de hueso de aceituna, para unos valores de humedad menores del 12% y un poder calorífico inferior (PCI) de 4,48 kWh/Kg (0,386 tep/tm), se estima que podrían generar 1.880,6 GWh/año (162.120 tep). Una cifra equivalente al 0,13% del consumo total de energía primaria de España. Si las 323.500 toneladas de hueso de aceituna que se comercializan anualmente fueran sustituidas por combustible fósil, ello supondría un coste adicional de 145 millones de euros en gasoil de calefacción o de 71,6 millones de euros en gas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar