Valoriza firma un convenio con el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible

Valoriza firma un convenio con el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible

El objetivo del acuerdo entre Valoriza y el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible es optimizar los procesos de las plantas de tratamiento de residuos.

Valoriza Medioambiente ha firmado un contrato con el Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2) para modernizar y hacer más eficientes las plantas de tratamiento de residuos de Miramundo (Cádiz) y Las Calandrias (Jerez de la Frontera). La compañía mejorará los procesos de recuperación del gas metano generado y de transformación de este combustible en energía eléctrica o en biometano con etiqueta verde.

El Fondo de Carbono para una Economía Sostenible, organismo dependiente de la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio para la Transición Ecológica, reconoce con este acuerdo el esfuerzo de Valoriza Medioambiente en la reducción de la emisión de CO2 a la atmósfera.

El acuerdo promueve la modernización de las instalaciones y la optimización y eficiencia de los procesos de recuperación del gas metano. Una vez recuperado, puede transformarse en energía eléctrica, inyectarse en la red gasista o utilizarse directamente como gas natural vehicular.

La Oficina Española de Cambio Climático subvencionará estos proyectos de Valoriza con un pago de 9,7 euros por cada tonelada de CO2 evitada.

Mejoras en Miramundo y Las Calandrias

Mediante el acuerdo con el Fondo de Carbono, Valoriza realizará en los centros de tratamiento de residuos (CTR) de Miramundo y Las Calandrias un programa de mejora tecnológica y de modernización del sistema de tratamiento de residuos sólidos urbanos mediante la reducción de material biodegradable en el rechazo depositado en vertedero. Con ello se conseguirá:

  • Aprovechamiento térmico del contenido orgánico del residuo y del rechazo.
  • Mejora de los residuos para aprovechamiento como combustible.
  • Modernización del CTR para incrementar el volumen de material orgánico recuperado del residuo y procesado en el compostaje.

La previsión es que la huella de carbono de las instalaciones se reduzca notablemente, hasta el 90%.

Medimos nuestra huella de carbono

Esta nueva iniciativa se enmarca dentro del compromiso del grupo Sacyr en la lucha contra el cambio climático. La multinacional considera la gestión del CO2 como una iniciativa prioritaria, que ofrece importantes oportunidades para el crecimiento, desarrollo y competitividad de sus empresas, y que contribuye a mejorar el entorno sobre el que actúa, la sociedad y el futuro.

Desde 2015, Sacyr inscribe la huella de carbono corporativa en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono del Ministerio para la Transición Ecológica, con la incorporación de las emisiones correspondientes al año 2017.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar