Una nueva MK 88-4.1 de Liebherr viaja a Italia

Una nueva MK 88-4.1 de Liebherr viaja a Italia

La empresa italiana de transportes y grúas, F.lli Zanoletti S.p.A., moderniza su flota de vehículos con una grúa de construcción móvil MK 88-4.1 de Liebherr. La grúa manejable de cuatro ejes es especialmente adecuada para trabajos en zonas con poco espacio y el servicio con una única persona. El concepto ecológico y orientado al futuro de potencia híbrida permite un servicio de grúa eléctrico. Las grúas de construcción móviles permiten varios servicios en un mismo día sin ningún problema.

«Liebherr es sinónimo de calidad, apoyo integral en la asistencia técnica y elevada disponibilidad de piezas de repuesto», afirmaban ambos directores ejecutivos Bortolo Zanoletti y Edoardo Zanoletti durante la entrega oficial de la MK 88-4.1. A día de hoy, la flota de F.lli Zanoletti S.p.A. cuenta con 18 máquinas y seis grúas son de Liebherr. A las cinco grúas móviles LTM de la flota pronto se unirá una nueva MK 88-4.1. La MK 88-4.1 ofrece soluciones versátiles siempre que escaseen el espacio y el tiempo: la torre vertical de las grúas de construcción móviles permite realizar trabajos directamente en el edificio. Gracias a la cabina-ascensor de altura regulable sin escalonamientos, el conductor de la grúa siempre tiene visión directa a las cargas.

Sistemas de asistencia inteligentes para elevaciones precisas

Además, con su alcance máximo de 45 metros, la grúa taxi cuenta con una capacidad de carga en la punta de 2200 kg. Gracias a la mayor capacidad de carga en comparación con la MK 88, sobre todo con posición inclinada de la pluma, estamos ante una grúa todavía más potente. Los sistemas de asistencia inteligentes ayudan al conductor de la grúa y permiten un trabajo preciso y seguro incluso en caso de elevaciones complejas y exigentes.

Además, el servicio libre de ruidos y emisiones con la alimentación eléctrica de la obra ofrece un sinfín de ventajas, sobre todo en obras nocturnas o en núcleos urbanos. Si no hay ninguna fuente de corriente cerca, el motor diésel garantiza un funcionamiento autosuficiente.

Ambos conductores de grúas responsables de Zanoletti, Simone Bonfanti y Tomaso Ferazzini, ya esperan con ilusión el primer trabajo con la nueva MK 88-4.1: «La primera impresión de la MK 88-4.1 es excelente. La grúa es fácil de manejar tanto en la carretera como en obras con poco espacio gracias a las diferentes configuraciones de la dirección. El manejo preciso la convierte en un vehículo rápido y eficiente incluso en las obras». Para que el servicio transcurra sin ningún problema, ambos han realizado una formación de varios días en la sede de Liebherr en Biberach.

F.lli Zanoletti S.p.A. compró su primera grúa de Liebherr hace ya cuarenta años, la elegida fue una grúa de 170 toneladas. La empresa con sede en Bérgamo y una plantilla de 25 empleados renueva su flota en intervalos regulares. Todas las máquinas que ofrecen para alquilar suelen tener menos de 20 años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.