Una grúa Potain MCT 58 en un volcán en el océano Índico

Para un grupo experimentado en procesos de emplazamiento durante un trabajo normal, el armado de una grúa Potain MCT 58 para uso urbano es una tarea cotidiana que puede completarse con la ayuda de una grúa auxiliar móvil en tan solo cuatro horas. Pero este no fue un trabajo normal.

Cuando el sitio de trabajo se encuentra en lo más alto de una represa hidroeléctrica, además ubicada al pie de un volcán, el acceso para vehículos más grandes que un pequeño automóvil es prácticamente imposible, y en una remota isla en medio del Océano Índico, lo más seguro es que tendrá que ser muy creativo para colocar su grúa en el sitio del proyecto.

Pues este fue el desafío que enfrentaron Manitowoc y el concesionario local GLI (Grues Levages Investissements) cuando fueron seleccionados por la empresa EDF (Électricité de France) para reemplazar una antigua grúa Potain 427 E dedicada a tareas de mantenimiento en su planta de energía de Sainte-Rose en La Réunion, departamento francés ubicado en ultramar.

“Nos apasionan los proyectos que presentan desafíos”, expresó Christophe Chappaz, director técnico de GLI. “Y este fue uno de ellos. Sabíamos que no era posible usar grúas de otras marcas debido a que el helicóptero tenía una limitación de 1 tonelada en su capacidad de carga. Trabajamos conjuntamente con Manitowoc para ajustar la capacidad, la tecnología, la garantía y el plan de emplazamiento a fin de satisfacer las necesidades de EDF para esta MCT 58 y, aplicando nuestra experiencia, pudimos garantizar al cliente que podíamos completar la tarea en forma segura”.

Experiencia invaluable

Otra razón por la que GLI tuvo plena confianza para la ejecución de este trabajo fue que la empresa había instalado la grúa original en el sitio de EDF 30 años atrás, usando también un helicóptero. De hecho, varios miembros del personal responsables de esa instalación todavía trabajan para la empresa y estaban disponibles para proporcionar la asesoría necesaria para su desarmado y durante el reemplazo. Esta experiencia le dio a GLI el apoyo necesario para participar en la licitación del proyecto.

GLI también pudo equiparar la capacidad de la 427 E con una MCT 58 nueva, convenientemente fabricada en secciones que pesan menos que la carga útil máxima permitida en un helicóptero comercial. Además, en lo que respecta al armado, la MCT 58 es una de las grúas que se ensamblan más rápidamente y de la forma más sencilla.

Estrecha colaboración

Christophe Chappaz mantiene una relación muy estrecha con Manitowoc desde que trabajó para la empresa en una amplia variedad de cargos de soporte técnico, respaldo posventa y soluciones de elevación, antes de trasladarse a La Réunion para vincularse a GLI en 2012.

Para este proyecto, trabajó muy de la mano con el equipo Manitowoc Lift Solutions a fin de garantizar que cada sección de la MCT 58 pesara menos de 1 tonelada y que los puntos para eslingas quedaran ubicados en la posición óptima para las elevaciones con helicóptero. La pintura resistente a la corrosión y las tuberías de revestimiento de acero inoxidable para los componentes eléctricos fueron también especificadas para proporcionar la máxima duración en el ambiente húmedo de la parte alta de la represa.

La práctica hace la perfección

Después de fabricada, la grúa se envió a las instalaciones de GLI en La Réunion, donde el grupo de expertos en emplazamiento practicaron el armado y desarmado antes de instalarla, para asegurarse de que no tendrían ningún problema con el peso, los puntos para eslingas y el plan de trabajo. El día del emplazamiento, los componentes se transportaron por carretera y se prepararon en un campo ubicado a cinco minutos por helicóptero del sitio de trabajo.

El emplazamiento de la nueva MCT 58 se completó en 26 vuelos de 15 minutos cada uno. El tiempo de emplazamiento total fue de seis horas y media, que GLI distribuyó en dos días. Los elementos verticales y giratorios se transportaron primero y luego las piezas horizontales y de acabado exterior.

“Las aspas del rotor del helicóptero generan un viento en remolino muy difícil de manejar, por lo que era muy importante hacer las cosas con calma, lentamente y en forma segura. No es posible acelerar el trabajo en un proyecto como este, en el que la seguridad es un factor crítico”, afirmó Chappaz.

Los cuatro técnicos de GLI que participaron en el proyecto se comunicaban constantemente con el piloto del helicóptero por radio para garantizar que el proceso se realizara exactamente de acuerdo con lo planificado. La distancia social requerida por efecto de las restricciones ante el COVID-19 generó un desafío adicional, pero el grupo se adaptó perfectamente para completar la tarea en forma segura y muy profesional.

La grúa fue fijada firmemente con ángulos estáticos fijos y emplazada a una altura de 19,7 m con 30 m de plumín. La carga máxima es de 3 toneladas a 20,7 m y 1,96 toneladas a 30 m. EDF controlará la grúa por radio en forma remota para ayudar a desmantelar la antigua grúa 427 E, efectuar el mantenimiento general de las ataguías de 3 toneladas y de la rejilla de toma de agua de 1 tonelada, y para apoyar un proyecto de refuerzo de la represa.

“Estoy muy orgulloso de la forma en que el equipo de GLI y Manitowoc llevó a cabo este desafiante trabajo. La grúa está trabajando muy bien y EDF está muy satisfecho con el resultado. ¡La excelente organización del proyecto y la estrecha colaboración y comunicación fueron factores claves para lograr el éxito!”, concluyó Chappaz.

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *