Un hormigón luminiscente sin consumir energía

CEMEX y la firma PROTECVAL se alían para instalar un pavimento compuesto de hormigón desactivado y áridos foto luminiscente que se cargan de luz durante el día para reflejarla por la noche.

Carriles bici, rampas de garaje, jardines, viales auxiliares o zonas peatonales son algunas de las aplicaciones de este resistente, duradero y antideslizante pavimento de hormigón luminiscente. Y es que, CEMEX y la firma valenciana PROTECVAL han unido fuerzas: ‘producto y aplicación’ para elaborar e instalar este tipo de solución, que facilita la señalización en zonas oscuras y que minimiza el consumo energético nocturno en accesos y carriles.

Este pavimento de hormigón luminiscente tiene la peculiaridad de contener áridos capaces de absorber la luz del ambiente durante el día para ser emitida cuando oscurece sin necesidad de gasto energético. Esta carga lumínica se puede producir tanto con luz natural como artificial y dependiendo de su tiempo de exposición el pavimento se cargará más o menos.

Con un promedio de exposición a la luz de 6 horas se consigue que el árido brille de ocho a diez horas, de forma más intensa al principio y a medida que pasa el tiempo la luminosidad va disminuyendo.

Este tipo árido se combina en su aplicación con hormigón desactivado, material muy utilizado para elaborar superficies y pavimentar pisos exteriores, que se caracteriza por poseer una gran resistencia y una indiscutible durabilidad sin necesidad de mantenimiento. Asimismo, no se degrada por la acción climática y cuenta con una apariencia estética y ornamental, que no solo sorprende al que lo pisa, sino que también tiene una clara función de señalizadora y de seguridad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *