Tres grandes oportunidades de los fondos europeos para rehabilitación

La Unión Europea, a través de los fondos ‘Next Generation’, inyectará hasta 140.000 millones de euros en España para impulsar la reactivación económica.

El Ejecutivo ha presentado en el Congreso de los Diputados el nuevo ‘Plan de recuperación, transformación y resiliencia’, en el que se invertirán 6.820 millones para mejorar la eficiencia energética de los edificios y las viviendas. Esta partida de los fondos europeos se dividirá entre la vivienda social, la restauración de entornos residenciales, edificios públicos y proyectos en localidades de menos de 5.000 habitantes.

En este sentido, ante la gran cantidad de fondos económicos que serán destinados a la rehabilitación, Albert Grau, Public Affairs de ROCKWOOL Peninsular, líder fabricante de aislamiento de lana de roca, un material sostenible, apunta que “debemos ser ambiciosos y marcar objetivos altos, para que estas subvenciones sirvan de verdad y cambien la tendencia y el paradigma rehabilitador. Es una gran ocasión que debemos saber gestionar y, en estos momentos, aún no sabemos cómo se materializará”.

Desde el sector se espera que estas mejoras ayuden a reducir como mínimo el 60% del consumo energético original de los inmuebles, lo que, juntamente con otras acciones complementarias, permitirá descarbonizar el parque edificado y mejorar las condiciones de vida de sus ocupantes.

Por ello, ROCKWOOL presenta las tres grandes oportunidades que traerá consigo la inversión de los fondos europeos en España.

  1. La rehabilitación ayudará a reducir la huella de carbono de los edificios en un 70%

De media, los edificios son responsables del 36% de las emisiones de CO2, según han demostrado diversos estudios. Además, se debe tener en cuenta que, más de la mitad de las viviendas se construyeron hace más de 40 años, por lo que la mayoría de ellas no disponen de unas buenas condiciones de confort, térmico y acústico, y de seguridad.

De hecho, si no se pone remedio antes de 2040, se espera que el consumo energético y las emisiones de CO2 se dupliquen en ese momento. No obstante, este reto tiene solución. La rehabilitación de edificios es mucho más eficiente en términos de recursos que construir edificios nuevos, lo que reduce la huella de CO2 de los materiales utilizados hasta en un 70 por ciento.

Albert Grau, Public Affairs de ROCKWOOL Peninsular, señala la importancia de alcanzar los compromisos ecológicos lo antes posible: “España tiene un parque edificado envejecido y especialmente ineficiente desde el punto de vista energético que dificulta de manera importante el camino hacia una economía neutra en carbono. Sin embargo, con estos fondos estamos ante una oportunidad sin precedentes, y mandatada por Europa, para acelerar la descarbonización de los edificios. Europa ha dicho que #EnergyEfficiencyFirst, y España no puede ir por su cuenta.”

  1. Cerca de 40 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido en rehabilitación

En estos momentos, impulsar el sector de la construcción es crucial para la economía española, ya que es una actividad que requiere de grandes cantidades de profesionales. En este sentido, el hecho de reformar casi 500.000 viviendas entre el 2021 y el 2023 supondrá la creación de más de 120.000 nuevos puestos de trabajo. “La rehabilitación en España tiene un potencial de creación de puestos de trabajo mucho mayor que la mayoría de los sectores y, además, es un empleo 100% local y que invierte en local, tanto en materiales como en servicios. Por cada millón de euros de los fondos invertido, se pueden generar cerca de 40 empleos entre directos e indirectos”, explica Grau.

Esto representa una inyección considerable no sólo para la industria y su ciclo de producción, sino para desarrollar parte del plan de crecimiento demográfico en entornos rurales. Además, desde ROCKWOOL apuntan que esta inversión no solo incidirá en los empleos que se generen a través del presupuesto acordado, sino que sentarán la base del futuro del sector. “Este plan nos permitiría crear una “industria” de la rehabilitación que entienda la rehabilitación ya no solo como una meta puntual, sino como una economía durable en el tiempo que genere los mecanismos necesarios para que no se convierta en una anécdota oportunista”, destaca Grau.

  1. La rehabilitación, clave para mejorar la calidad de vida en los hogares

Los edificios son responsables de aproximadamente el 40% del consumo de energía. Por tanto, la mejora de las condiciones de habitabilidad, el desarrollo de infraestructuras sostenibles o la activación del sector de la construcción se han posicionado como una gran oportunidad para modernizar el parque residencial español.

La reducción del gasto energético a través de la aplicación de un aislamiento sostenible, como por ejemplo, la lana de roca, ayuda al ahorro y al bienestar de las personas que conviven en estos espacios. En contextos como los del último año, en los que hemos tenido que permanecer y convivir en nuestros domicilios más que nunca, la rehabilitación de la vivienda representa una gran opción para mejorar la calidad de vida, a través de sus propiedades como el confort térmico y acústico. Además, el hecho de disminuir el consumo de energía permitirá aliviar la pobreza energética que sufren muchos hogares.

En definitiva, el medio ambiente, la economía local y la calidad de vida de las personas tienen una gran oportunidad con la llegada del ‘Plan de rehabilitación, transformación y resiliencia’. Un gran paso para el parque edificado alcance unos estándares de calidad y eficiencia sin precedentes en España.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *