thyssenkrupp completa construcción de su torre de pruebas de ascensores

thyssenkrupp Elevator completa la construcción de la torre de pruebas para ascensores más alta de América

thyssenkrupp Elevator ha finalizado la construcción de su torre de pruebas para ascensores en Atlanta, Estados Unidos, convirtiéndose con sus 128 metros de altura (420 pies) en la estructura de este tipo más alta de América. La torre es parte del Centro de Innovación y Calificación (IQC) de thyssenkrupp Elevator, que se convertirá en la nueva sede de la compañía en Norteamérica, cuya finalización está prevista para 2021 y que estará ubicada junto al complejo deportivo del Battery Atlanta.

El proceso de construcción basado en el encofrado deslizante empleado en el IQC también ha finalizado, tratándose de una técnica muy poco común en Estados Unidos pero con largo recorrido en Europa, donde también se ha empleado para la torre de pruebas de thyssenkrupp Elevator en Rottweil, Alemania. La construcción de encofrados deslizantes implica un sistema de encofrado móvil que se sitúa sobre los cimientos a medida que el hormigón se va colocando de forma continua en el sistema de encofrado trepador, y así crear los muros verticales

Con 18 huecos para ascensores, esta torre de pruebas se utilizará para experimentar con conceptos nuevos y pilotos de algunos productos. Entre ellos se encuentran diversos ascensores de alta velocidad y la tecnología TWIN, el único sistema de ascensores con dos cabinas que funcionan de forma independiente en un solo hueco. En el IQC también se probará MULTI, el innovador sistema de ascensores sin cable y con capacidad de desplazarse tanto en vertical como en horizontal. Además, en esta torre de pruebas también se llevarán a cabo ensayos para asegurar el cumplimiento de los estrictos requisitos de seguridad en los ascensores estándar.

Para mostrar los ascensores de la torre de pruebas, el IQC contará con una fachada exterior completa de vidrio que dará al estadio del Battery Atlanta, el estadio del equipo de béisbol de los Atlanta Braves, lo que permitirá a los millones de visitantes que acuden al año ver este tipo de operaciones que normalmente no se pueden ver. Además de la torre de pruebas de los ascensores, el IQC también contará con un espacio para eventos y reuniones en la parte superior del edificio, desde donde se podrán apreciar unas espectaculares vistas. Además, también contará con una sala de exposición digital, un laboratorio de software, oficinas de ingeniería e instalaciones de formación.

“La finalización del proceso de encofrado deslizante del IQC es un momento importante en la historia de thyssenkrupp Elevator, ya que no sólo simboliza un futuro brillante para nuestra organización y la comunidad local, sino que será un faro de excelencia en ingeniería que ayudará a transformar una industria que necesita más innovación”, comenta Peter Walker, CEO de thyssenkrupp Elevator AG

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar