El sector siderúrgico pide al Gobierno un compromiso claro con la actividad industrial

El sector siderúrgico pide al Gobierno un compromiso claro con la actividad industrial

UNESID, la asociación empresarial del sector siderúrgico, confía que el nuevo Gobierno ponga en marcha las medidas comprometidas para el logro de un precio competitivo de la energía eléctrica y una nueva regulación del gas que favorezcan la actividad industrial en España.

Economía circular – El sector siderúrgico pide apoyo real al desarrollo de la economía circular, reconociendo a los sectores con más capacidad para desarrollar su ciclo de producción y reciclaje. Y es necesaria la unificación de las reglamentaciones de las Comunidades Autónomas, cuya diversidad dificulta el cumplimiento de las leyes españolas y comunitarias.

Política comercial –  2018 fue un año marcado por el aumento de las importaciones.

Tendencias 2019 – Estabilidad en el consumo, ligero repunte de la producción y descenso en exportaciones.

UNESID celebró, el pasado 4 de julio, su 51 Junta Anual, en la que se presentaron y analizaron los resultados del ejercicio 2018 y se avanzaron las tendencias de 2019. El presidente de UNESID, Bernardo Velázquez, abordó en su discurso los retos y oportunidades que se presentan en el corto y medio plazo para la industria siderúrgica española y expuso la necesidad urgente de contar con precios de electricidad y gas competitivos.

El acto público contó con la intervención de la Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Margarida Méndez Bértolo.

En su discurso, el presidente de la asociación empresarial del sector siderúrgico, señaló que “entre los retos pendientes para la nueva legislatura se encuentra la aprobación de las medidas necesarias para contar con un precio final competitivo de la energía eléctrica. Nuestras empresas participan de un mercado global donde muchos de nuestros competidores disfrutan injustificadamente de precios más baratos de este recurso estratégico”.

2018, un ejercicio marcado por la política comercial internacional

Bernardo Velázquez describió la evolución del sector siderúrgico español en 2018, destacando que el cierre artificial del mercado estadounidense derivó exportaciones de terceros países hasta la Unión Europea. En España, a pesar de las medidas de salvaguardia adoptadas por la Unión Europea, las importaciones de acero aumentaron un 9%, con una subida del 21% en las procedentes de fuera de la UE, y de un 52% en las de Turquía. En cambio, la actividad de la industria española se mantuvo estable con una producción de acero bruto de 14,3 millones de toneladas, que apenas suponen un descenso del -1%, y unas entregas de 14,4 millones de toneladas, un 1% más que en el anterior ejercicio. Con esta combinación de importaciones y actividad nacional, el consumo aparente de acero en España se elevó un 12% hasta 14,5 millones de toneladas.

En la industria española se notó en 2018 la debilidad de la economía mundial lo que hizo que las exportaciones disminuyeran un 12%, con un descenso especialmente acusado en las destinadas fuera de la UE, que cayeron un 18%.

El sector siderúrgico español en 2019

Entre enero y abril de este año, las principales cifras de nuestra industria han registrado pocas variaciones. La producción de acero bruto ha crecido un 2%, aproximándose a los 5 millones de toneladas mientras que las entregas se reducen solo un 0,6%. También la estabilidad es la principal característica del consumo aparente que varía solo un 0,7%, con cierta variación según la categoría de productos; por ejemplo, el consumo de largos ha crecido un 5,4% mientras que el de planos ha perdido un 1,9%.

En comercio exterior se ha suavizado notablemente el descenso de las exportaciones, que han perdido un 2,2% en los primeros cuatro meses del año.

Las importaciones, tras la fuerte subida del año pasado, han perdido un 3,1%. En las importaciones de países terceros se nota el agotamiento de las cuotas y han pasado crecer en 2018 a descender en 2019, un 5,8% hasta abril.

Los retos sectoriales

Costes energéticos

En la primera mitad de 2019, la política industrial y energética ha estado marcada por el desarrollo del “Estatuto para la industria electrointensiva”, cuya aprobación se ha visto paralizada por el proceso electoral y la permanencia de Gobierno en funciones. Este y otros asuntos claves siguen a la espera de la nueva Administración.

UNESID confía que el nuevo Gobierno ponga en marcha las medidas comprometidas para el logro de un precio competitivo de la energía eléctrica, así como una nueva regulación del gas que favorezca la actividad industrial en España. En estas medidas hay que tener en cuenta, siguiendo las directrices de la Unión Europea, que la principal razón para que haya sectores con un trato diferenciado es la exposición al comercio internacional de países que no tienen los mismos altos estándares y objetivos ambientales que nosotros.

Medioambiente

En relación con las políticas ambientales el presidente de UNESID pidió en su discurso a la Junta General un apoyo real al desarrollo de la economía circular, reconociendo a los sectores que tienen más capacidad para desarrollar su ciclo de producción y reciclaje. Desde el punto de vista del control de la contaminación (IPPC) es necesaria la unificación de las reglamentaciones de las Comunidades Autónomas, cuya diversidad dificulta el cumplimiento de las leyes españolas y comunitarias.

Transporte

UNESID sigue necesitando un transporte más eficiente, con el impulso al transporte de mercancías siderúrgicas por ferrocarril y la modificación de las masas máximas de los camiones aumentando hasta 44 toneladas.

UNESID

La industria siderúrgica española es la base de la cadena de valor metal-mecánica: los automóviles, todo tipo de maquinaria, las infraestructuras… tienen en el acero un componente fundamental. El sector produce anualmente 14,3 millones de toneladas de acero y exporta por valor de 7.964 millones de euros. Innovación, eficiencia, sostenibilidad y seguridad laboral son principios que rigen la estrategia del sector, que se reconoce como un factor fundamental de la nueva economía verde. Cada tonelada producida conlleva 7 euros en inversiones medioambientales. La industria siderúrgica española es la campeona del reciclaje, con unos 11 millones de toneladas recicladas cada año. La industria siderúrgica realiza un uso eficiente de los recursos hasta aprovechar casi el 80% de los residuos y subproductos que genera en el proceso.

UNESID es la asociación empresarial del sector siderúrgico español, que aglutina 46 empresas, que dan empleo a unas 60.000 personas –además de las 20.000 que intervienen en la recolección de chatarra-. El sector factura en su conjunto más de 14.000 millones de euros.

UNESID - Evolución sector siderúrgico 2019

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar