Nuevos secadores por calor de compresión de Ingersoll Rand

Nuevos secadores por calor de compresión de Ingersoll Rand

Los nuevos secadores por calor de compresión (HOC) de Ingersoll Rand proporcionan un aire de alta calidad exento de humedad de forma constante, sin casi consumir energía.

Las aplicaciones de fabricación, como las utilizadas en los sectores farmacéutico, alimentación, bebidas, químico y de automoción, que requieren un aire comprimido de alta calidad y exento de humedad y de aceite, pueden incrementar su tiempo de funcionamiento, sostenibilidad y eficiencia, mientras minimizan su coste total, gracias a los nuevos secadores industriales de adsorción por calor de compresión (HOC) de Ingersoll Rand. Estos nuevos secadores funcionan con compresores centrífugos y rotativos exentos de aceite que proporcionan un aire de alta calidad exento de humedad, de forma constante, sin casi consumir energía.

“Nuestros clientes industriales requieren un aire limpio y de alta calidad para garantizar unos productos con una calidad impecable”, ha afirmado Armando Pazos, vicepresidente de la división Compression Technologies and Services de servicios y tecnologías de compresión de Ingersoll Rand en Europa, Oriente Medio, India y África. “Al mismo tiempo, desean conseguir que sus operaciones sean lo más eficientes y sostenibles posible mediante la recuperación de energía de todos los procesos”, ha indicado. “Hemos diseñado nuestros nuevos secadores HOC para satisfacer todas estas necesidades”, ha asegurado Pazos.

Los nuevos secadores HOC de Ingersoll Rand utilizan el calor, que es un subproducto natural del proceso de compresión y que, normalmente, se malgastaría. En su lugar, lo utilizan para regenerar el desecante durante el proceso de secado, lo que los convierte en el tipo de secador de adsorción con la mayor eficiencia energética disponible en el mercado actualmente.

Los secadores cuentan con un diseño de torre doble que utiliza un medio desecante fiable para el secado. Emplean este “calor gratuito” resultante del proceso de compresión para proporcionar aire exento de humedad, sin casi consumir energía. Como sucede con todos los diseños de torre doble, un secador HOC ofrece un suministro continuo de aire comprimido seco al alternar las torres entre los ciclos de desorción y adsorción para regenerar el desecante de forma constante. Esto permite que el aire comprimido esté en contacto con el agente absorbente durante más tiempo, frente a otras tecnologías disponibles en el mercado, lo que garantiza una menor dependencia de las condiciones de funcionamiento para proporcionar la calidad del aire requerida.

Los nuevos secadores HOC de Ingersoll Rand cuentan con las siguientes características:

  • Un caudal de aire de 800-6.000 m³/h para los compresores rotativos y de 3.900-15.300 m³/h para los compresores centrífugos.
  • Un controlador puntero con prestaciones de conectividad y la capacidad de instalarse con múltiples compresores. Esto permite una máxima flexibilidad a la hora de mantener el rendimiento y también supervisa el estado de la unidad sin sacrificar la integridad del sistema de aire comprimido, minimizando el tiempo de inactividad.
  • Válvulas de caudal completo y una disposición optimizada de las tuberías que proporcionan un aire de calidad y exento de humedad y minimizan las pérdidas de presión.
  • Puntos de rocío estables de hasta -40°C e inferiores durante todo el año.
  • Revestimiento resistente a las altas temperaturas en las partes húmedas para mejorar la resistencia a la corrosión, lo que amplía la vida útil del secador.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar