Desde 1665, Saint-Gobain se ha caracterizado por su habilidad para desarrollar productos que mejoran día a día nuestra calidad de vida. La compañía, uno de los 100 grupos industriales más grandes del mundo, continúa desarrollando su experiencia técnica, en colaboración con las más prestigiosas universidades y laboratorios.

Invertir en un sistema de canalizaciones marca PAM es beneficiarse de las innovaciones y servicios de una gran empresa europea. Por su contribución al  desarrollo sostenible (fundición 100% reciclable, ecomontaje sin necesidad de aporte de materiales, vertido cero y ciclo cerrado de emisión de gases); la apuesta por la fabricación europea (fábrica en Santander, centro de I+D+i, almacenes en distintos puntos de España y una completa red de delegados de venta a su entera disposición); alargamiento de la vida útil de sus instalaciones (durabilidad, altas prestaciones de las redes de fundición dúctil, así como seguridad y fiabilidad). Por la proximidad (una fábrica, tres almacenes, red de distribución completa y 280 empleados cerca para atenderle cada día) y los beneficios del servicio PAM, como son la formación en la escuela de clientes PAM Academy, el seguimiento de sus proyectos y la asistencia técnica pre y post venta.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *