Rehabilitación Hospital de San Martín de Vegueta

Rehabilitación Hospital de San Martín de Vegueta

Recientemente ha concluido con éxito la rehabilitación energética de la cubierta inclinada del histórico hospital San Martín de Vegueta que, con 234 años de antigüedad, se convertirá en el Museo de Bellas Artes de Gran Canaria (MUBEA).

En esta laboriosa actuación integral, caracterizada por el empleo de materiales innovadores y sostenibles en un edificio del siglo XVII, han intervenido Onduline y La Escandella, empresas asociadas a Promotejado (Asociación Nacional de la Cubierta Inclinada).

El Sistema Integral Onduline ha sido la solución constructiva utilizada para la rehabilitación, aislamiento e impermeabilización de la cubierta inclinada en este histórico edificio. Este sistema, ideal para proyectos de rehabilitación de cubiertas en edificios históricos con un alto valor arquitectónico, está compuesto por el panel sándwich de madera para cubierta Ondutherm y las placas asfálticas onduladas e impermeables Onduline Bajo Teja DRS. Mientras, La Escandella ha suministrado su teja cerámica curva roja, caracterizada por su impermeabilidad, mayor resistencia y gran durabilidad.

La cubierta original del hospital estaba formada por viguetas de madera sobre las que se apoyaban los tableros, también de madera, que sustentaban las tejas. El paso del tiempo y las patologías existentes, principalmente filtraciones de agua y el ataque de organismos xilófagos (hongos, termitas…), habían dejado este edificio en un estado de deterioro, que afectaban gravemente a la cubierta.

Las labores en el tejado del Hospital San Martín de Vegueta, que se han llevado a cabo en cuatro fases, han permitido rehabilitar una superficie de cubierta de aproximadamente 950 m2 en el edificio principal y 200 m2 en la capilla del complejo.

El resultado de esta rehabilitación integral de cubierta inclinada mediante la combinación del Sistema Integral Onduline y la teja cerámica curva de La Escandella es una cubierta ligera, aislada, impermeabilizada y ventilada, que ofrece un acabado estético atractivo y muy duradero gracias a las tejas cerámicas de calidad y a su sistema de instalación en seco.

Desde Promotejado se ha valorado positivamente este proyecto: “El 30% de la energía de un edificio se pierde por el tejado, por lo que una rehabilitación energética de una cubierta inclinada es clave para contribuir a un mayor ahorro”. Por ello, desde esta entidad apuestan por la integración de materiales sostenibles e innovadores que contribuyan a la sostenibilidad del edificio a través de su cubierta inclinada.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar