Todos los productos y/o servicios tienen un impacto ambiental en cada etapa de su ciclo de vida, desde su concepción hasta su eliminación. La experiencia demuestra que la mayor parte de estos impactos tienen lugar en la etapa de diseño.

Aquí es donde se desarrolla la norma UNE 14006 Sistemas de gestión ambiental, una serie de directrices para la incorporación del ecodiseño, llamada gestión de Ecodiseño.

¿Cómo se ecodiseña?

En una primera fase, se identifican todos los Impactos Ambientales durante todas las etapas del Ciclo de Vida (ACV). A partir de dicho análisis, se evalúan, priorizan y clasifican estos impactos en sus diferentes etapas: transporte, consumo de energía, embalajes, etc. y a posteriori se establecen objetivos de mejora individualizados: reducción consumo de agua, mejora de embalajes, cambio en la formulación, entre otros.

En otras palabras, identificar, controlar y mejorar de manera continua los aspectos medioambientales de los productos y/o servicios en todo su ciclo de vida para adaptarse progresivamente a los avances de la técnica, y apostar por un modelo de desarrollo más sostenible.

El ecodiseño a su vez es un pilar fundamental para mejorar los resultados de las DAPs (Declaraciones Ambientales de producto) que Placo lanzó en 2014, siendo el único fabricante del sector del yeso hasta la fecha en su obtención. De hecho, Saint-Gobain Placo tiene todas sus placas de yeso laminado certificadas con la ISO 14.006, avalado por SGS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *