Propamsa formará a personas en riesgo de exclusión

Propamsa formará a personas en riesgo de exclusión

Propamsa formará a personas en riesgo de exclusión en el sector de la construcción para facilitar su incorporación al mercado laboral.

Propamsa, la compañía experta en soluciones innovadoras para una construcción saludable, en el marco de su política de responsabilidad social, formará a jóvenes en paro y con una alta vulnerabilidad social en el sector de la construcción para facilitar su inclusión en el mercado de trabajo.

La compañía, comprometida con la construcción saludable en su sentido más amplio y con la salud de todo el ecosistema, ha firmado un acuerdo con la Fundació Formació i Treball, referente español en la creación de empresas de inserción laboral, para mejorar la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social a través de una formación teórico-práctica sobre operaciones básicas de aislamiento térmico.

Y es que se calcula que el sector de la construcción necesita alrededor de 700.000 personas trabajadoras para canalizar los fondos europeos y su número total podría sumar los dos millones de trabajadores, según datos de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

Precisamente, esta iniciativa se enmarca en la política de responsabilidad social de la compañía y de Cementos Molins, que promueve alianzas con entidades para el desarrollo de programas educativos, de promoción de infraestructura básica y de apoyo socioeconómico que permitan una mejor vertebración demográfica, social y económica de las comunidades locales de los entornos de sus fábricas.

Formará nuevos profesionales de la impermeabilización y el aislamiento

Propamsa instruirá sobre soluciones de impermeabilización, aislamiento térmico, normativa, uso de herramientas o prevención de riesgos laborales a estas personas en riesgo de exclusión por su situación legal en el país con el objetivo de darles una oportunidad de inserción dentro del sector de la construcción, que necesita de mano de obra.

A través de esta formación que durará aproximadamente un mes, y la formación en habilidades transversales que impartirá Formació i Treball, el alumnado mejorará su empleabilidad y tendrá la oportunidad de acceder a su primer contrato laboral que les permita regularizar su situación legal en España. De esta forma, Propamsa cumple con sus compromisos sociales y medioambientales y contribuye a reducir las cifras de paro.