Primera autobomba híbrida: Putzmeister iONTRON

Las nuevas autobombas iONTRON Hybrid de Putzmeister están causando sensación en todo el mundo. Por primera vez se ha conseguido reducir a cero las emisiones de CO2 de una autobomba de hormigón, siempre que el mix energético utilizado también esté libre de emisiones. A esto hay que añadir un nivel claramente inferior de ruido, un menor peso y una eficacia y rentabilidad muy interesantes.

La protección del medio ambiente se ha convertido en un factor competitivo determinante en las licitaciones y la adjudicación de contratos de obra. Los requisitos son especialmente exigentes en las áreas metropolitanas, tanto por lo que respecta a las emisiones de CO2 como al nivel de ruido de la maquinaria de construcción. Los nuevos equipos iONTRON de Putzmeister cubren ambos requerimientos sin que las empresas operadoras de las autobombas tengan que hacer concesiones en materia de eficacia y rentabilidad. La solución, consistente en integrar el bloque híbrido enchufable en el grupo de bombeo hidráulico, no solo es respetuosa con el medio ambiente, sino que también ahorra combustible, espacio y peso, y es tan novedosa que Putzmeister ha solicitado la patente. Las posibilidades de uso son prácticamente ilimitadas, ya que el potente motor eléctrico de 92 kW cubre los campos de aplicación habituales en modo eléctrico sin ningún problema.

Bombeo de hormigón con menos o cero emisiones de CO2

Con una autobomba iONTRON es muy fácil trabajar de manera sostenible: solo hay que desenrollar el cable, enchufar el conector y utilizar la fuente de corriente de la obra (125 A).

El cambio del familiar accionamiento diésel al modo eléctrico es muy sencillo y tiene lugar con el motor en marcha. Solo hay que pulsar un botón para que el motor eléctrico despliegue toda su fuerza, desde el apoyo hasta el bombeo de hormigón. Dependiendo del mix energético local, es posible reducir las emisiones incluso a cero. Además, en modo diésel o eléctrico, el manejo de la autobomba de hormigón sigue siendo igual de intuitivo para el maquinista.

Reducción de la contaminación acústica en obra gracias al accionamiento eléctrico

Una de las premisas es proteger a los resistentes y a los trabajadores frente al ruido que genera una obra, ya sea en la ciudad o en zonas rurales. Las exigencias en cuanto al nivel sonoro asociado a la operación de máquinas de construcción son cada vez más estrictas. Con una autobomba iONTRON se puede reducir prácticamente a la mitad la intensidad del ruido percibido. Más concretamente, serían 107 dB(A) en el modo eléctrico frente a 115 dB(A) en modo diésel.

La protección del medio ambiente y la rentabilidad no son conceptos excluyentes

La protección del medio ambiente es un factor de peso en la carrera por conseguir contratos. Sin embargo, las empresas necesitan rentabilizar sus inversiones. Una iONTRON tiene mucho que ofrecer en este sentido, entre otros su ahorro de combustible y un rendimiento de hasta 100 m³/h. La recomendación de Putzmeister es configurar su máquina híbrida iONTRON con una bomba base iLS. La eficacia de este conjunto es especialmente alta, entre otros beneficios, consiguiendo un mejor comportamiento de aspiración al no existir cuellos de botella en el flujo del hormigón y una reducción del 25% en el consumo gracias al innovador control.

Una máquina para un futuro limpio, disponible ya de serie

La iONTRON de Putzmeister ya está disponible en las autobombas de las clases de 20 m a 40 m:

  • Clase 20 m: para la BSF 24-4 y BSF 28-4
  • Clase 30 m: para la BSF 36-4
  • Clase 40 m: para la BSF 42-5 y BSF 47-5
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *