Premio internacional para la cabina CUBE de Linden Comansa

La cabina CUBE, una “oficina en las alturas» de Linden Comansa, ha recibido el premio iF, uno de los galardones de diseño de productos industriales más importantes del mundo.

En el caso de los operadores de grúa torre, las vistas no solían ser un problema, pero sí lo era contar con un espacio de trabajo que combinara a la perfección confort, productividad y diseño. De este modo, hasta el fabricante Linden Comansa ha lanzado su cabina CUBE, a finales de 2017.

BigD, el estudio español de diseño industrial que ha concebido la cabina CUBE, ha decidido presentar el proyecto a los prestigiosos premios iF, y la apuesta por mejorar las condiciones de trabajo del operador de la grúa ha resultado ganadora en el apartado de vehículos y automoción, el que más puede parecerse al de grúa torre. El galardón ha sido entregado, el pasado 9 de marzo, en Múnich, Alemania.

Para Linden Comansa y BigD, este premio supone la guinda del pastel de un proyecto que ha durado casi dos años. Según Alberto Munárriz, director general de Linden Comansa, «el premio iF reconoce el gran trabajo de BigD, que supo ponerse en la piel de un operador de grúa de cualquier parte del mundo para poder ofrecerle un espacio de trabajo agradable y con el mayor confort posible». Asimismo, Munárriz ha explicado que «la cabina CUBE ofrece un diseño estético innovador, muy diferente a lo que el mercado ofrecía hasta el momento, e incluye todos los requerimientos técnicos que necesitábamos introducir en la cabina como parte fundamental de la grúa».

«Un premio de prestigio, si además lo otorga un organismo totalmente independiente, es un doble premio», ha señalado Adrián Larripa, CEO de BigD. «Lo que el jurado valora no es sólo el aspecto puramente estético, sino el proyecto completo», ha añadido. «La cabina CUBE es una pequeña parte del producto grúa torre, pero es su centro neurálgico en cuanto al manejo y al control de las cargas», ha continuado Larripa. «Gracias a un exhaustivo trabajo de análisis de la experiencia de uso del gruista, hemos creado un diseño de cabina totalmente centrado en el usuario, aportándole un enorme confort y aumentando además la capacidad de la cabina para implementar nuevas funciones de la grúa que vayan surgiendo de necesidades futuras», ha señalado. «Este proyecto también nos ha llevado a implicarnos con los proveedores para lograr que todas estas mejoras tengan un impacto razonable en el coste de la cabina», ha finalizado el CEO de BigD.

BigD es una consultoría de Diseño e Innovación en productos y servicios, experta en procesos de Design Thinking, Diseño Industrial e Interfaz Digital. «En BigD somos especialistas en el diseño centrado en el usuario, logrado a través de lo que se denomina Design Thinking. Esta metodología de diseño, en lugar de enfrentarse a los problemas de una manera lineal -lo más habitual en el ámbito de la ingeniería- lo hace a través de un proceso más envolvente, en el que se exploran muchas opciones, se realizan prototipos rápidos y pruebas y se elige aquella opción que da mejor resultado. Es un proceso de mejora continua que en este caso ha dado como resultado una cabina muy innovadora incluso en aspectos no estéticos como es el confort del usuario», ha destacado el CEO de BigD.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *