Ganadora del premio a la innovación de Bauma: la cargadora sobre ruedas eléctrica 5055e de Kramer

Ganadora del premio a la innovación de Bauma: la cargadora sobre ruedas eléctrica 5055e de Kramer

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 56)

A partir de ahora los clientes no sabrán qué elegir: una máquina completamente eléctrica o con motorización diésel. A partir del verano de 2016, Kramer ofrecerá una cargadora sobre ruedas completamente eléctrica. Además de no producir emisiones, esta cargadora convence por sus parámetros de rendimiento, su capacidad todoterreno y unos costes de servicio mínimos.

El uso de vehículos diésel en edificios, obras urbanas o en túneles, supone todo un desafío para los contratistas en las obras. Gracias a la nueva motorización completamente eléctrica, ahora la 5055e de Kramer permite trabajar en espacios interiores completamente sin emisiones, una innovación que conserva el medio ambiente y respeta al usuario gracias a la ausencia de emisiones y a un nivel acústico muy bajo.

La 5055e no solo destaca por sus ventajas económicas, sino también por su elevada rentabilidad: el mayor coste de inversión inicial queda rápidamente amortizado con la notable disminución de los costes de mantenimiento. Igual que con el resto de máquinas y vehículos, siempre se deberán respetar los intervalos de mantenimiento habituales. Sin embargo, el motor eléctrico no requiere mantenimiento y, por tanto, el servicio de la máquina es más económico y se realiza en menos tiempo. Además, el precio de la electricidad es inferior al del combustible diésel.

En la categoría de 0,55 m³ de volumen del cucharón, Kramer presenta la primera cargadora sobre ruedas completamente eléctrica del mercado, la 5055e. Los parámetros de rendimiento, la capacidad todoterreno y el confort en la operación son equiparables a los modelos convencionales. Además, Kramer confiere una gran importancia a la armonización de todas las piezas y componentes para ofrecer una conducción sensible y delicada. Por este motivo se han incorporado dos motores eléctricos: uno para la hidráulica de trabajo y, otro, para la transmisión. Según la aplicación de la cargadora sobre ruedas, se suministra la potencia desde el motor correspondiente, lo que permite reducir al mínimo el consumo energético. El motor eléctrico se acciona mediante las probadas baterías de plomo-ácido, que se utilizan en la industria de las carretillas elevadoras. Según el área de aplicación y la tasa de utilización de la cargadora sobre ruedas, basta con una carga de la batería para trabajar hasta 5 horas.

 

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar