JLG Wearable

A continuación un resumen sobre la ponencia de Jonathan Dawson, Senior Director Sales EMEAR de JLG, en la 21ª Convención de ANAPAT celebrada los días 14 y 15 de Mayo de 2015.

 

En el caso de JLG, su variedad de productos ha permitido salvar la crisis ya que se han ido compensado, en cuanto a ventas, unos y otros a lo largo del tiempo. Gracias a esto, hoy en día pueden ofrecer una amplia cartera de productos. El objetivo a medio plazo es tener más presencia.

Situación del mercado de elevación español

El PIB se estima que aumentará un 2,4 en este año y hay una previsión del 2,8  para 2016. Claramente el mercado ha cambiado, como ocurre tras una crisis inevitablemente. Para sobrevivir a una crisis, JLG lo tiene claro: hay que ofrecer beneficios exclusivos al cliente, y para ello es necesario hacer un estudio previo de la demanda en cada momento.

Los fabricantes ofrecen productos que ahora han de tener un mínimo exigido de calidad, ser muy seguros y que incluyan un servicio potente post-venta. La legislación y la percepción medioambiental son otros factores que afectan también durante una crisis a la evolución de un mercado determinado.

Gracias a este impasse, las máquinas han tenido que adaptarse a diferentes pesos y dimensiones dando lugar una gran variedad que aumenta las posibilidades de venta y de satisfacción del cliente. Aunque en el otro extremo se encuentra la continua búsqueda de La Maquina, única, que sea capaz de cubrir el máximo porcentaje de necesidades del usuario, una máquina versátil.

Esta industria es relativamente joven y en poco tiempo ha evolucionado hasta implementar en las máquinas las más modernas tecnologías. Así, el lugar de trabajo se ha vuelto mucho más productivo.

Tecnología wearable

JLG propone incorporar este tipo de tecnología tanto a la máquina como al chaleco del usuario. Esto es posible gracias a sus etiquetas de radiofrecuencia que podrían enviar señales a la máquina en caso de emergencia, o avisar con vibración, sonido o luz al propio usuario que maneja la máquina, etc. Se pretende reducir con estas iniciativas el porcentaje de accidentes que, en construcción, asciende al 88% por causas de error humano. Al sacar el factor humano de escena se vería muy reducido y la industria cambiaría drásticamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *