Pizarras del Carmen adquiere la cargadora de neumáticos CASE 821G

Pizarras del Carmen adquiere la cargadora de neumáticos CASE 821G

La cargadora de neumáticos CASE 821G resulta óptima para este cometido debido a su eficiencia y al implemento de pinza portapalés con martillo rompedor que han acoplado.

La minería y, en concreto, la industria de la pizarra, es un segmento que se mantiene en buena forma en la provincia de León gracias a la exportación de este mineral y a su utilización en edificación. Pizarras del Carmen, sin duda un referente mundial en el sector, ha adquirido una 821G, perteneciente a la premiada Serie G de CASE.

La fuerza de este segmento no pasa desapercibida para Roberto Rodriguez, director comercial de LEMASA, distribuidor de CASE en la zona desde la década de los 80. “Aquí la venta de maquinaria de obras públicas siempre ha sido muy activa. Antes había una gran influencia minera que en la actualidad está en declive, pero la extracción de la pizarra sigue pisando fuerte”, afirma.

La 821G resulta idónea para aplicaciones de alta producción de carga y arrastre gracias a la tecnología de su motor de SCR Tier 4 Final. Por este motivo, la empresa leonesa Pizarras del Carmen ha apostado de nuevo por la marca.

Pizarras del Carmen, situada en la localidad cabreirense de La Baña (León), alcanza una producción aproximada de 25.000 T anuales y exporta a países del todo el mundo. Francia es el principal destino de la pizarra, comercializada bajo su propia marca gracias a que trabajan con distribuidores propios. Pero también llega a Reino Unido, Países Bajos, Alemania, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, entre otros. Comercializa tres categorías de pizarra, de idéntica calidad y diferentes características.

En palabras de Alberto Bayo, gerente de Pizarras del Carmen, “CASE ofrece una excelente relación calidad-precio y a nosotros la nueva cargadora de neumáticos nos está dando muy buen resultado”.

A la hora de decidirse por la cargadora de neumáticos CASE 821G, valoraron las altas prestaciones de la cargadora. Tal y como apunta Roberto Rodríguez, “comparada con la competencia, la 821G es una máquina compacta que, aunque pesa menos, tiene una capacidad superior gracias a su diseño constructivo. De esta manera, los consumos y los gastos son menores, siendo más ágil y económica”.

El director comercial de LEMASA resalta que “la Serie G de CASE aporta unos motores más ecológicos, más económicos y más fiables. Y, lo más importante, un mayor confort y ergonomía en su cabina, convirtiéndola en la máquina más rentable y capaz de su segmento”.

En este caso, Pizarras del Carmen, ha añadido varios implementos para facilitar el proceso de extracción y transporte del material, que resulta difícil. Así, la 821G incorpora un martillo que exfolia el rachón (piedra aún sin trabajar) y una pinza portapalés que permite cargar el mineral cuando es más manejable para introducirlo en la cadena final y realizar un trabajo ya completamente manual. Sobre esta cuestión, Alberto Bayo puntualiza que “la extracción y la elaboración de la pizarra es un proceso industrial que requiere de una elevada tecnología”.

No es la primera máquina CASE que Pizarras del carmen adquiere. En el Demotour 2016, a través de LEMASA, probaron la CX210C durante una semana y, tras el éxito de la prueba, se la quedaron. La excavadora hidráulica CASE CX210C proporciona una excelente relación entre potencia y velocidad que, junto a la robustez del motor, garantiza una respuesta inmediata y una gran flexibilidad. Además, su fuerza de excavación y el alto torque de giro consiguen ciclos de trabajo más rápidos. Cabe destacar lo espaciosa y confortable que es su cabina, perfecta para largas jornadas de trabajo. Por este motivo, y aunque la relación comercial de ambas empresas viene de años atrás, “cuando les dejamos la CASE CX210C apostaron inmediatemante por la marca al comprobar las bondades que ofrecía”, afirma Roberto Rodríguez.

CASE 821G: Serie G, una nueva generación

La Serie G de CASE ofrece múltiples mejoras: visibilidad superior con parabrisas panorámico; mayor comodidad para el operador gracias a la interfaz de control exclusiva, a la consola montada en el asiento, al nuevo control por joystick con sensibilidad proporcional a la velocidad y a la incorporación de manos libres para el teléfono móvil; cabina presurizada con HEPA y opciones de filtración de carbono activo; arranque protegido mediante contraseña para mayor seguridad, reducción del ruido (solo 68 dB en este modelo, 2 dB menores que la generación anterior) y mejora del ambiente; y una imagen más moderna.

Los motores diésel eficientes de acuerdo con la fase IV de la UE/Tier 4 Final evitan el uso del filtro de partículas y de la válvula EGR. El sistema de postratamiento Hi-eSCR de FPT Industrial permite reducir los costes de mantenimiento para los clientes.

Asimismo, las transmisiones de la Serie G ofrecen un gran rendimiento de combustible y tiempos de ciclo reducidos. Concretamente, la transmisión opcional de 5 velocidades con convertidor de par con bloqueo proporciona aceleración más rápida y velocidades de hasta 25 mph (40 kph).

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar