Pilas de combustible estacionarias Bosch, producción a gran escala en 2024

Bosch está dando un paso hacia adelante en las pilas de combustible estacionarias. En 2024, el proveedor de tecnología y servicios tiene la intención de comenzar la producción a gran escala de centrales eléctricas distribuidas basadas en la tecnología de pilas de combustible de óxido sólido (SOFC), de ahí el acuerdo para intensificar su alianza con Ceres Power.

Tras la exitosa fase de construcción del prototipo, las dos empresas quieren seguir adelante con el proceso de pre-comercialización de pilas de combustible estacionarias. Para los sistemas SOFC, Bosch prevé una capacidad de producción anual de unos 200 megavatios, suficiente para abastecer electricidad a unas 400.000 personas en sus hogares. Bosch tiene previsto producir los sistemas de pilas de combustible estacionarias en sus plantas productivas de Bamberg, Wernau y Homburg, así como en sus emplazamientos de desarrollo de Stuttgart-Feuerbach y Renningen, e invertirá cientos de millones de euros hasta 2024. Esto significa que la compañía se está posicionando claramente como un proveedor de sistemas de pilas de combustible estacionarias a través de la creación de valor en el segmento de pilas y módulos. Una de las aplicaciones previstas para la tecnología SOFC es en pequeñas centrales eléctricas distribuidas con conectividad habilitada, que luego se pueden utilizar en ciudades, fábricas, comercios, centros de datos e infraestructura de recarga de vehículos eléctricos. Bosch estima que el mercado de generación de energía descentralizada alcanzará un volumen de 20.000 millones de euros en 2030. En total, más de 250 empleados de Bosch están trabajando en esta nueva y prometedora área, 150 más que hace un año.

“Consideramos que la pila de combustible de óxido sólido de alta eficiencia es un elemento esencial para un suministro de energía sostenible. Para ello, estamos uniendo la experiencia de Bosch en varias divisiones”, dice Christian Fischer, miembro del Consejo de Administración de Bosch y responsable del área empresarial Energy and Building Technology. “Con los sistemas estacionarios de pila de combustible, Bosch está creando una nueva área comercial en la que el desarrollo, la fabricación, las ventas y el servicio provienen de una sola fuente”, continuó Fischer. «Junto con nuestro socio Ceres Power, estamos dando un importante paso hacia la producción a gran escala».

Bosch intensifica la alianza con Ceres Power

Desde agosto de 2018, Bosch y Ceres Power han estado colaborando con éxito en el desarrollo de módulos y pilas de combustible. En otoño de 2019, Bosch comenzó la producción en Alemania de prototipos de sus primeros sistemas de pila de combustible. En enero de 2020, adquirió una participación de alrededor del 18 por ciento de la empresa británica. La alianza se ha ampliado ahora para incluir las fases que conducen, en 2024, a la producción a gran escala. Los acuerdos especifican cómo Bosch utilizará más la tecnología de su socio Ceres Power. “Estamos orgullosos de haber alcanzado este hito en colaboración con nuestro importante socio Bosch. La combinación de la tecnología innovadora de Ceres con la experiencia en fabricación de Bosch, ha hecho posible crear sistemas pioneros de pila de combustible estacionarios que ayudarán a superar los desafíos globales de la transición energética”, dice Phil Caldwell, director ejecutivo de Ceres Power. «Esperamos continuar nuestra estrecha colaboración con Bosch».

Los sistemas SOFC ya son compatibles con el hidrógeno

Ceres Power es un actor líder en el desarrollo de innovadores módulos y pilas de combustible de óxido sólido. Bosch posee una amplia licencia de tecnología de Ceres Power y ha estado fabricando internamente, desde 2019, pilas de combustible y módulos. Las plantas piloto basadas en pilas de combustible de óxido sólido ya se están probando con éxito en varias localizaciones de Bosch. Los sistemas SOFC pueden funcionar ya con biogás o gas natural y son compatibles con el hidrógeno para el sistema energético del futuro.

Para ciudades y conurbaciones con altas necesidades energéticas, los sistemas SOFC pueden garantizar suministros de energía sostenible con cero emisiones de óxidos de nitrógeno, partículas y CO2. Con una eficiencia general de más del 85 por ciento, la pila de combustible de óxido sólido es claramente superior a cualquier otro convertidor de energía. Como explica Dr. Wilfried Kölscheid, responsable de pilas de combustible estacionarias en Bosch: “Dependiendo de los requisitos de suministro de energía, en el futuro se podrán interconectar plantas con la misma potencia. Esta interconexión crea plantas energéticas virtuales que trabajan juntas para suministrar energía cuándo y dónde se requiera”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *