thyssenkrupp entrega 143 pasarelas de embarque para el nuevo Istanbul Grand Airport

thyssenkrupp entrega 143 pasarelas de embarque para el nuevo Istanbul Grand Airport

Las pasarelas de embarque para el Istanbul Grand Airport, que será el aeropuerto más grande del mundo, han sido producidas en la fábrica de thyssenkrupp en Mieres, Asturias.

thyssenkrupp Elevator ha finalizado uno de sus mayores proyectos en Oriente Medio: un total de 143 pasarelas de embarque y cuatro ascensores que han sido suministrados al nuevo Istanbul Grand Airport, en Turquía.

El Istanbul Grand Airport, que ha costado un total de 22,15 mil millones de euros, es la mayor inversión en infraestructuras de Turquía hasta la fecha. Será el aeropuerto más grande del mundo una vez se hayan completado las cuatro fases del mismo, con un despliegue de seis pistas y una capacidad anual de hasta 200 millones de personas. El inicio de la primera fase se ha hecho oficial, con la presentación de dos pistas y una terminal con capacidad para 90 millones de personas. Conscientes de las necesidades del aeropuerto, tanto las pasarelas de embarque como los ascensores de thyssenkrupp asegurarán un constante flujo de gente desde la entrada del aeropuerto hasta el embarque.

“El Istanbul Grand Airport es muy importante para nosotros, ya que se trata de una infraestructura muy necesaria en Estambul, que, además, proporcionará una experiencia más moderna en los viajes de millones de pasajeros de todo el mundo”, ha asegurado Andreas Schierenbeck, CEO de thyssenkrupp Elevator. “La tarea requería equipos de alta calidad, diseños muy sofisticados y una rápida entrega”, ha destacado. “Gracias al fantástico trabajo de nuestro equipo multidisciplinar y a nuestra vasta experiencia en soluciones aeroportuarias, hemos sido capaces de ofrecer una solución de primer nivel para satisfacer estas necesidades y crear un sistema de movilidad para que el aeropuerto funcione perfectamente”, ha finalizado Schierenbeck.

Las pasarelas de embarque de thyssenkrupp han sido desarrolladas y fabricadas de acuerdo con los más altos estándares tecnológicos en la fábrica que la compañía tiene en Mieres, Asturias, y transferidas posteriormente a Estambul, donde comenzó el trabajo de instalación en 2017. El trabajo de thyssenkrupp se completó en 27 meses exactos, desde la firma del contrato hasta la finalización del encargo.

La compañía seguirá vinculada al Istanbul Grand Airport a través del contrato de mantenimiento para sus pasarelas de embarque.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar