Para qué sirve una Declaración Ambiental de Producto DAP

Para qué sirve una Declaración Ambiental de Producto DAP

La Declaración Ambiental de Productos,  DAP, son certificaciones de carácter voluntario, para la evaluación del rendimiento ambiental de edificios u obras, que aportan una información muy detallada sobre los productos de que se incorporan a la obra, entre los que están los morteros y el SATE.

Aun no siendo obligatoria si se tiene en cuenta dentro del Reglamento Europeo de Productos de Construcción (UE) Nº 305/2011, donde podemos ver que “para la evaluación del uso sostenible de los recursos y el impacto medioambiental de las obras de construcción deben utilizarse, cuando estén disponibles, las declaraciones medioambientales de productos”.

Se empieza, por tanto, a ver una sensibilización medioambiental dentro de la obra pública como criterio para tener en cuenta a la hora de la contratación.

Además, hay otras iniciativas para edificios de titularidad privada como es el caso de herramientas de certificación de la sostenibilidad (LEED, BREEAM entre otras) que valoran de forma positiva el hecho de que los productos que se empleen en el edificio tengan DAP.

Por lo tanto, podemos decir que, de forma general, una declaración ambiental de producto puede ser importante para valorar características de sostenibilidad de diferentes materiales de construcción que se van a utilizar en los edificios y poco a poco comienza a ser una información solicitada y demandada por promotores, administraciones, y usuarios.

Como se realiza esta valoración de las DAP en estos sistemas de evaluación de la sostenibilidad de la construcción.

Estos sistemas se basan en otorgar puntos / créditos según el grado de cumplimiento de una serie de requisitos incluidos en varias categorías:

  • salud y bienestar
  • gestión
  • transporte
  • agua
  • energía
  • residuos
  • materiales, etc.

En función del tipo de edificio a certificar, ya sea de obra nueva o rehabilitación, cada una de las categorías mencionadas se va a dividir en diferentes requisitos, sobre los que se aplican determinados factores de ponderación ambiental donde se considera la importancia que va a tener cada área de impacto.

Por otro lado, los requisitos de cada categoría se van a dividir en:

  • obligatorios
  • optativos que son aquellos que sirven para aumentar la puntuación

Una vez se concluye la evaluación, se suman las puntuaciones obtenidas en cada requisito que ha sido evaluado y se obtiene una puntuación final, quedando el edificio clasificado en un determinado nivel.

El disponer de una DAP se incluye dentro de la categoría de materiales. Dentro de un proyecto confluyen multitud de materiales y la exigencia de tener una DAP no implica que todos los proveedores de materiales deban disponer de la misma. En este sentido cada uno de estos sistemas establece en que forma evalúa los distintos requisitos, como es la tenencia de una DAP en forma de un porcentaje.

Desde el punto de vista del fabricante, el disponer de una DAP le presta un elemento diferenciador, con respecto a otro fabricante que no la tenga, a la hora de acceder a obras que se certifiquen bajo alguno de estos sistemas de sostenibilidad, o en la obra pública se exija disponer de esta declaración ambiental para poder acceder a la misma.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar