Placo e ISOVER trabajan para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Placo e ISOVER trabajan para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Ambas compañías han puesto en marcha una serie de líneas de actuación estratégicas que contribuirán a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, marcados para el año 2030.

Placo e ISOVER han puesto en marcha una serie de líneas de actuación estratégicas a fin de contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, marcados para el año 2030. De hecho, una de las finalidades que persiguen ambas compañías es mejorar la planificación y gestión urbana para fomentar que las ciudades sean más inclusivas, sostenibles y seguras a través de un pacto social que garantice el acceso a una vivienda sostenible.

Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, ISOVER ha puesto en valor su implicación con la construcción sostenible a través de la implantación de prácticas que aúnan calidad y eficacia medioambiental a largo plazo en cada etapa del ciclo de vida del edificio. Para ello, la compañía participa activamente en la creación de nuevos y más exigentes estándares de calidad y apuesta por certificaciones que avalen el compromiso medioambiental. Gracias a los sistemas de ISOVER, se pueden diseñar, construir y rehabilitar edificios sostenibles, minimizando el impacto ambiental y proporcionando un mayor confort y bienestar de los mismos.

Por su parte, Saint-Gobain Placo ha promovido la sostenibilidad en la edificación a través del uso racional de la energía, dada la limitada disponibilidad de los recursos naturales y la poca capacidad de absorción de los gases de efecto invernadero del planeta, sin producir impactos ambientales significativos. Uno de sus objetivos es garantizar que durante el diseño y la construcción de un edificio se consideren los impactos que éste generará en su entorno durante toda su vida útil, teniendo en cuenta el consumo de agua y energía, así como la utilización de materiales respetuosos con el entorno.

En este contexto nace el concepto Multi Comfort de Saint-Gobain. Una evolución del término de casas pasivas, que permite reducir al máximo la demanda energética de un edificio, dotar a éste de un excelente confort acústico, térmico y visual, además de una excelente calidad de aire y las máximas garantías de seguridad en caso de incendio. El programa Multi Comfort se puso en marcha por primera vez en 2004 y hasta la fecha se ha desarrollado en 13 países de todo el mundo y que utiliza los productos, soluciones y sistemas más innovadores y la experiencia de todas las marcas de Saint- Gobain. Además, tiene como finalidad minimizar el impacto ambiental de los edificios, y se centra en el confort y bienestar de los mismos, promoviendo el interés de los actuales y futuros profesionales del sector de la construcción por la búsqueda de soluciones energéticamente eficientes.

En el marco del compromiso de la compañía por lograr una ciudad sostenible, recientemente, Víctor Bautista, director general de Placo® e ISOVER, y Lluís Comerón, presidente del CSCAE,  firmaron un acuerdo de colaboración en el que ambas entidades del grupo Saint-Gobain se han sumado como patrocinadores al ‘Observatorio 2030’ del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE).

Esta semana se ha celebrado la segunda reunión de este proyecto que, bajo el nombre “Ciudad y Comercio Justo” ha contado con la asistencia del representante de las dos compañías, Nicolás Bermejo. Durante la reunión de trabajo se ha reclamado un Pacto Social de Vivienda que incluya políticas de renovación urbana, para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía y atajar un problema de alcance global.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar