Nueva línea Pure de Persax: revolución de la protección solar

Nueva línea Pure de Persax: revolución de la protección solar

La nueva línea Pure de Persax supondría una revolución del sector de la Protección Solar. Toldos, persianas y estores se alzarían como el nuevo pulmón de las ciudades. Estos serían capaces de purificar el aire de forma similar a la acción de los árboles. Asimismo, reducirían los componentes que provocan alergias y acabarían con la contaminación. Pure ofrecería también su fórmula de autolimpieza, gracias a cual se prolongaría considerablemente la vida útil del producto.

Pure reduce la contaminación

Según el informe anual de calidad del aire de Ecologistas en Acción, cerca de 46 millones de personas habrían respirado aire contaminado, durante 2015, en España. Además, el 99% de la población y el 95% del territorio habría estado expuestos a unos niveles de contaminación que superan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Ante estas cifras, según Lorenzo Herrero, director adjunto de Persax, “todos aquellos diseños sostenibles que busquen no sólo el respeto del medio ambiente, sino la contribución para mejorarlo son fundamentales”. “En Persax llevamos años trabajando bajo máximas de sostenibilidad, nuestros productos son fabricados y tratados atendiendo al respeto al planeta”, ha explicado. “Pero con Pure hemos conseguido ir un paso más allá, no sólo crear políticas de ecodiseño y aportar menos contaminación, sino y reducir y eliminar la ya existente en el planeta”, ha manifestado Herrero.

Pure contiene una sustancia mineral acuosa, no tóxica e invisible, cuyo componente activo es Dióxido de Titanio (TiO2). Aplicada a superficies tales como persianas, estores enrollables, y demás elementos de protección solar, realizaría una acción fotocatalítica. Al contacto con la luz del sol, eliminaría la mayor parte de los contaminantes presentes en las zonas urbanas. Así, reduciría los Componentes Orgánicos Volátiles (VOCs) en un 50%, que proceden del humo del tabaco, de los automóviles y de la materia orgánica en descomposición y acabaría con los Óxidos de Nitrógeno (NOx), causantes de la irritación ocular y problemas respiratorios. También, con los Óxidos de Azufre (SOx), producidos por la contaminación.

La fotocatálisis es una reacción de oxidación que se produce cuando coinciden tres factores: dióxido de titanio (que
actúa como catalizador), oxígeno y luz, ya sea ultravioleta o luz visible. Es similar
a la fotosíntesis de las plantas, que cuando reciben luz pueden transformar el dióxido de carbono en oxígeno.  Mediante la fotocatálisis, el dióxido de titanio transforma a los agentes contaminantes en un compuesto inerte al entrar en contacto con la luz, purificando el ambiente.

“Un 1m2 de Pure equivale a un árbol, por lo que una fachada de 1.000 m2 equivale a todo un bosque de 1.000 árboles purificando el ambiente”, ha comentado Beatriz Ochoa, directora de marketing de Persax.

Reducción de alérgenos

Según un estudio de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), la polución en interiores está en el top 5 de riesgos medioambientales para la salud pública.

La línea Pure por tanto supondría una solución para la protección de la salud de las personas, especialmente aquellas que sufran alergias y aquellas más vulnerables a las enfermedades como niños y mayores. Su acción desinfectante eliminaría las bacterias. Igualmente, el TiO2 proporciona una gran capacidad para descomponer los compuestos orgánicos presentes en la parte externa de la membrana celular de algunos micro-organismos, causando así la muerte del posible patógeno.

Se limpian solos

Otro de los beneficios de la línea Pure es su acción de autolimpieza. La fotocatálisis crea una superficie superhidrofílica que permite que el agua produzca un efecto sábana que arrastra los residuos y la suciedad. Por su lado, el dióxido de Titanio (TiO2) contiene una pequeña cantidad de sílice que provoca que las moléculas de agua formen capas en vez de acumularse como gotas.

“Es importante resaltar que no debemos nunca limpiar el tejido con ningún tipo de producto de limpieza, solamente con un paño húmedo con agua. De no ser así, eliminaríamos el TiO2 y no podríamos garantizar la eficacia”, ha destacado Beatriz Ochoa.

Además, “al no necesitar de un constante mantenimiento se consigue un gran ahorro ya que se prolonga la vida útil del producto, tanto si hablamos de textil como las lonas, como si hablamos de la persiana. Un ahorro que se suma al que se consigue utilizando de manera correcta los elementos de protección solar, con lo que ya conseguimos un gran ahorro energético”, ha finalizado.

La adecuada utilización de los elementos de protección solar (persianas, cortinas y estores), supondría la reducción de entre el 30% y el 50% del consumo eléctrico en la climatización de las estancias, según el estudio realizado por el Centro de Fomento de la Investigación Sostenible de la Universidad de Minnesota.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar