New York: Liebherr-Kran 125 K está construyendo un edificio residencial de ocho plantas

New York: Liebherr-Kran 125 K está construyendo un edificio residencial

Máximo alcance, cabina exterior y acabado de pintura especial: el cliente estadounidense Extreme Construction Inc. ha apostado por la grúa 125 K de Liebherr para la construcción de un edificio residencial cerca de Nueva York. Es la grúa automontable más grande de su categoría y se ha desarrollado especialmente para su uso en la construcción de viviendas, industrial y de carreteras.

Una nueva grúa automontable de Liebherr 125 K con una pintura personalizada está construyendo un edificio residencial de ocho plantas en el área metropolitana de Nueva York. Se trata de su primer encargo. «Adquirimos la grúa especialmente para este trabajo», dice Daniel Bossi, cliente de Liebherr. Es el director general de la empresa Extreme Construction Inc., cuya sede se encuentra en Hamilton, Nueva Jersey. El alcance, la facilidad de uso y la flexibilidad de la serie K de Liebherr han convencido a Daniel Bossi y al operador de su grúa.

En esta obra llama especialmente la atención que los montadores no hayan instalado la 125 K en el suelo, sino a la altura de la tercera planta del edificio. Esto significa que no es necesario hacer ningún hueco en la base del podio para la torre de la grúa, lo que ahorra tiempo y, por tanto, dinero. Al mismo tiempo, la 125 K es lo suficientemente alta como para garantizar que pueda girar sin problemas teniendo una grúa al lado. En el solar adyacente, una Liebherr 316 EC-H está trabajando en otro proyecto. La 125 K sobrepasa la 316 EC-H en unos siete metros al encontrarse en una posición más elevada.

Ya no es necesario invertir mucho tiempo en reubicaciones

Elevación de componentes de hormigón o colocación de construcciones de acero: estos son solo dos ejemplos de las diversas tareas realizadas por la 125 K en el proyecto de construcción «25 Maple Avenue» en New Rochelle, estado de Nueva York. Allí se está construyendo un edificio con más
de 180 viviendas, unos 1900 metros cuadrados de espacio comercial y un aparcamiento de varias plantas. Extreme Construction Inc. es responsable de la obra gruesa y del acabado interior. La finalización del proyecto está prevista para 2022.

Se decidió ubicar la 125 K en la tercera planta con el fin de poder llegar a cada rincón de la obra. De esta forma ya no es necesario invertir mucho tiempo en la reubicación de la grúa. A diferencia de otros medios de elevación, como las grúas de carga o las grúas telescópicas, en este caso tampoco es necesario planificar caminos ni zonas de aparcamiento adicionales. Dada la limitación de espacio en la obra, se trata, sin duda, de un argumento decisivo a favor de la grúa automontable.

La carga más pesada asciende a 4000 kilogramos

La grúa tiene un largo de pluma de 55 metros y una capacidad de carga máxima de 8000 kilogramos. La altura bajo gancho en esta obra es de apenas 37 metros. «Esto nos permite realizar cualquier elevación que sea necesaria en la obra. La carga más pesada que hemos tenido que elevar hasta ahora ha sido de unos 4000 kilos», comenta Daniel Bossi. Una grúa auxiliar, una grúa móvil LTM 1350 de Liebherr, se encargó de elevar la 125 K plegada hasta el tercer piso. Esta misma grúa se utilizará para el desmontaje.

«El operador de nuestra grúa, Jeff Allen, que ejerce esta profesión desde 1984 y trabaja para nuestra empresa desde 2008, dice que esta es la mejor grúa torre que ha manejado nunca», informa Daniel Bossi. «Durante toda la operación, utilizamos el sistema de asistencia Load Plus». Con Load Plus, la carga de elevación puede aumentarse hasta un 20 % con tan solo pulsar un botón. Esto mejora aún más el rendimiento de la grúa automontable más potente del mercado. La cabina exterior y la ayuda que prestan los demás sistemas de asistencia del control Litronic también garantizan la seguridad en la obra.

Acabado especial con pintura negra y naranja

Por cierto, también fue el conductor de grúa Jeff Allen quien llamó la atención de su jefe sobre este modelo de Liebherr. Jeff Allen descubrió la 125 K el año pasado en la feria CONEXPO-CON/AGG de Las Vegas y quedó inmediatamente impresionado. Daniel Bossi encargó entonces la grúa en los colores de su empresa Extreme Construction Inc., negro y naranja, incluyendo una cabina exterior.

La cabina puede montarse sin herramientas auxiliares. Esto también se aplica a la propia grúa. Gracias a una cinemática de cables que no necesita mantenimiento, la grúa se despliega con la ayuda de sus propios accionamientos. La 125 K es la grúa más grande de la serie K de Liebherr. El eficaz montaje y las múltiples posibilidades para adaptar la altura bajo gancho y el largo de pluma facilitan la planificación de la obra. Las grúas K se adaptan prácticamente a cualquier hueco gracias a sus optimizadas dimensiones exteriores. Todo esto convence también a otros clientes de los Estados Unidos: la 125 K ya está disponible en varias empresas de alquiler norteamericanas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.