Museo de Astronomía de Shanghai: Una vista al espacio con hormigón

Con 39.000 m2, el recientemente inaugurado recinto del Museo de Astronomía de Shanghai, es el museo astronómico más grande del mundo, cuya obra gruesa está construida completamente con hormigón. Sin ángulos rectos en sus bordes, se trata de una obra arquitectónica que innova en su diseño, inspirado por principios físicos que se aplican al estudio del espacio.

El espacio y su estudio son, sin dudas, caldo de cultivo para diversas expresiones y la arquitectura no está ajeno a ello. Eso quedó de manifiesto cuando el estudio Ennead reveló el diseño para el futuro Museo de Astronomía de Shanghai.

“Este diseño -ganador de un concurso internacional el año 2014- celebra el continuo del tiempo y el espacio: es moderno y atrevido, mientras que, al mismo tiempo, presenta un enlace al pasado, reflejando la rica historio de la astronomía china, como también, la ambición del país con su programa de exploración espacial”, comentaron desde Ennead.

Museo de Astronomía de Shanghai: Una vista al espacio con hormigón- 2

El Museo de Astronomía de Shanghai abrió sus puertas el pasado 18 de julio y, según Thomas Wong arquitecto y socio de Ennead, “tanto las exhibiciones como la arquitectura del museo comunicarán mucho más que el contenido científico de éste: iluminarán lo que significa ser humano en un vasto y desconocido universo”.

Diseño arquitectónico inspirado en el espacio

El Museo de Astronomía de Shanghai ocupa un área total de 39 mil metros cuadrados, transformándose en el museo más grande del mundo dedicado exclusivamente a la astronomía. Dentrocuenta con varios elementos arquitectónicos que son notorios para los visitantes: el corazón del atrio central, la entrada y las esferas con formas de planeta que envuelven al teatro planetario.

Wong se inspiró en el “problema de los tres cuerpos en física” para el diseño del Museo. “El motivo por el que pensamos que este principio sería interesante aplicarlo es porque es un set de orbitas complejas. Estas son relacionas dinámicas, en oposición a un simple círculo alrededor del centro y eso fue parte de lo que el diseño buscó: capturar esa complejidad”, contó el arquitecto a CNN.

Asimismo, cada uno de los edificios principales de este espacio (“Oculus”, el Domo Invertido y la “Esfera”) funcionan como instrumentos astronómicos, observando al Sol, la Luna y las estrellas y “recordándoles a los visitantes que nuestra concepción del tiempo se origina en los objetos astronómicos distantes”, explicaron desde el estudio.

Museo de Astronomía de Shanghai: Una vista al espacio con hormigón - 3

Todos estos elementos son visibles ya sea en los lazos arquitectónicos de la fachada, como también, en la envolvente del edificio, que va trazando una serie de arcos que están visiblemente influenciados por la fuerza gravitacional: el corazón del atrio central, la entrada y la esfera tipo planeta que envuelve al teatro planetario del Museo.

Tres elementos que dan identidad al Museo

El “Oculus”, que se encuentra suspendido sobre la entrada principal del Museo, “demuestra el paso del tiempo al trazar un círculo de luz solar en el piso, a través de la plaza de entrada y la piscina reflectante. Al atardecer, durante el solsticio de verano, aparece un círculo completo que se alinea con la plataforma circular dentro de la plaza de entrada del Museo. De esta forma, el ‘Oculus’ crea una verdadera pieza de tiempo en la plaza cívica”, explicaron desde el estudio Ennead.

Por su parte, la “Esfera” que se encuentra en el teatro del planetario está semisumergida en el edificio. “Con el soporte visible mínimo, evoca la ilusión de anti-gravedad”, comentaron los arquitectos en la descripción del proyecto. Esta forma -que referencia a una de las figuras primordiales de nuestro universo, dice la descripción del proyecto- es un punto de referencia siempre presente para el visitante al Museo.

Museo de Astronomía de Shanghai: Una vista al espacio con hormigón - 4

La “Esfera” está embebida en el techo plano del ala más baja del Museo, “como si se alzara del horizonte de la Tierra y gradualmente emergiera a la vista como uno de los bordes del edificio, transmitiendo a los futuros visitantes la sensación de estar viendo a un planeta desde sus lunas”, comentaron.

El otro elemento arquitectónico primordial es el Domo Invertido, que es una “gran estructura de cristal tensado, la que se ubica en la parte superior del atrio central del edificio, en la línea del techo, para que así los visitantes puedan ocupar el centro del plato de cristal con una vista sin obstáculos”, explicaron desde Ennead.

Museo de Astronomía de Shanghai: Una vista al espacio con hormigón - 5

Asimismo, bajo el Domo Invertido “se encuentra una rampa espiral de 720 grados que traza el flujo orbital de la secuencia de visitantes a través de las exhibiciones que tiene el Museo y lanza la mirada hacia el vértice de éste”.

“Queremos que las personas comprendan la naturaleza especial de la Tierra como un lugar que alberga vida”, dijo Thomas Wong a CNN, “a diferencia de los otros lugares que conocemos del universo”.

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *