Murprotec obtiene el sello ATX Allergy Protection

Murprotec obtiene el sello ATX Allergy Protection

Murprotec consolida su compromiso con la calidad del aire en interiores y obtiene el sello ATX Allergy Protection

La compañía Murprotec, multinacional europea líder en tratamientos definitivos contra las humedades estructurales y la mejora de la calidad del aire en interiores, ha obtenido el sello ATX Allergy Protection de garantía y calidad impulsado y acreditado por la Asociación ATX y LAZTAN, especialistas en Seguridad Alimentaria, Alergia y Celiaquía. Esta certificación avala a empresas cuya oferta se adecue a las necesidades de las personas Multi-Alérgicas y, en el caso de Murprotec, a las afectadas con alergias de tipo ambiental.

Concretamente ha sido la Central de Tratamiento del Aire de Murprotec, CTA-Murprotec, la tecnología que ha sido verificada para obtener esta distinción de carácter europeo. Gracias a ello, las personas con alergias de tipo ambiental pueden contar con la garantía de que los espacios interiores que cuenten con una CTA-Murprotec son seguros y óptimos y mejoran notablemente sus dolencias.

Murprotec se convierte así en la primera empresa de su sector en obtener esta distinción tras superar un intenso proceso de auditoría y formación en el que se han tenido en cuenta multitud de indicadores recogidos en el reglamento técnico Allergy Protection.

“Desde Murprotec nos hemos querido unir a la celebración del Día Mundial de la Alergia compartiendo la obtención de este sello que para nosotros da solución a dos de las grandes problemáticas ambientales actuales: la calidad del aire en interiores y el aumento imparable de las alergias” afirma Begoña Sánchez, directora de Murprotec y coordinadora del proyecto Allergy Protection dentro de la compañía. Sánchez añade que “para nosotros es una gran satisfacción poder dar garantías de salubridad testadas y auditadas a nuestros clientes en un entorno en el que ya la OMS alerta que el aire de los espacios interiores puede llegar a estar de 5 a 10 diez veces más contaminado que el aire exterior”.

Por su parte, Xabier Munioitz, CEO de la consultora Laztan; presidente de la asociación ATX Elkartea, y promotor del sello Allergy Protection indica que “el sello nace con el objetivo de facilitar la vida y dar seguridad y opciones fiables a las personas alérgicas y, para ello, es esencial contar con empresas comprometidas con la situación de los afectados y que estén dispuestas a pasar nuestros controles, como es el caso de Murprotec”.

Un pulmón artificial a prueba de alérgicos

La tecnología certificada por el sello ATX Allergy Protection que funciona como un pulmón artificial en espacios interiores (CTA-Murprotec) es un sistema de ventilación mecánica forzada que hace que la edificación respire y sea capaz de ventilar y sanear el aire interior de forma eficaz y silenciosa sin necesidad de abrir las ventanas.

El sistema aspira aire nuevo tomado del exterior, lo filtra y lo insufla forzado en la vivienda. El aire húmedo y contaminado de la casa es mecánicamente expulsado al exterior por unas rejillas de extracción de aire. Al generar una sobrepresión en el interior de la vivienda, el aire se propaga en todo el volumen de la casa, lo cual permite que la CTA ventile y sanee el 100% del volumen interior y particularmente todos los lugares donde proliferan los mohos: dentro y/o detrás de los armarios, cuadros, cabeceras de cama, sofás, muebles, esquinas, paredes al norte, zonas frías, etc.

Además, este sistema no sólo renueva el aire liberando el ambiente, sino que ayuda a conservar la temperatura del hogar, con el consecuente ahorro energético y económico que esto supone y, a su vez, purifica el aire de tal manera que beneficia enormemente a personas alérgicas y elimina el temido y cancerígeno gas radón, entre otros.

Una empresa comprometida con la calidad del aire en interiores

La compañía sigue obteniendo reconocimientos gracias a la excelencia de sus servicios, pero también a su apuesta por la innovación y el desarrollo. En este sentido, Murprotec ha llevado a cabo diferentes estudios de campo sobre su sistema ventilación forzada apoyándose en organismos tan importantes como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Junto con el CSIC ha realizado un estudio sobre sistemas de ventilación frente al cancerígeno gas radón obteniendo muy buenos resultados y consiguiendo reducir los niveles de radón por debajo de normativa en los espacios estudiados gracias a la CTA-Murprotec.

Asimismo, la compañía realizó un estudio en las aulas del colegio La Salle La Paloma de Madrid para testar su tecnología como alternativa de ventilación forzada para estancias sin ventilación o en temporadas invernales, cuando la ventilación natural es imposible o insuficiente. Sus resultados mostraron una reducción de hasta un 35% de niveles de CO2 en las aulas tratadas.