El martillo hidráulico SB 202 extrae pizarra de alta calidad
(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 67)

El martillo hidráulico SB 202 de Epiroc ya ha demostrado su eficacia en múltiples ocasiones, y también ha prestado un excelente servicio a la empresa Rathscheck Schiefer en Mayen (Eifel). En la extracción subterránea de pizarra en la mina de Katzenberg, convence por su fiabilidad, robustez y escaso mantenimiento.

Experiencia consolidada

Desde su fundación en 1793, Rathscheck Schiefer es uno de los productores líderes de pizarra de calidad superior. Con Epiroc, la empresa ha encontrado también a un socio de liderazgo consolidado. Con la última tecnología, Epiroc desarrolla y produce innovadoras herramientas para excavadoras usadas en los ámbitos de extracción de roca, demolición y reciclaje.

Bajo tierra…

La pizarra Moselschiefer®, extraída en la mina subterránea de Katzenberg en el área de Mayen, es el producto estrella de Rathscheck Schiefer. El actual pozo de extracción principal comenzó a funcionar en 1959 y llega hasta los 220 metros de profundidad en el 7º nivel, mientras que el 11º nivel obtenido en 2016 ya alcanza los 400 metros de profundidad. La producción de la variedad local de Moselschiefer se ha modernizado de forma radical en los 15 últimos años.

Calidad mediante calidad

El moderno martillo hidráulico especial SB 202 de Epiroc garantiza una extracción eficiente. En la mina de Katzenberg, ya se usan 6 de estos martillos en total a diario (de 3 a 4 horas por turno) desde 2013. Dos se guardan de reserva, mientras que los otros 4 están montados en máquinas Bobcat E50, Komatsu PC45 y Schaeff HR18. Se emplean para desprender de la pared la pizarra extraíble que antes se ha cortado con una sierra de diamante en una trama exacta conforme a las características geológicas.

Bajo tierra se dan situaciones húmedas y angostas. Aquí destacan las virtudes del SB 202 que, con su estructura sólida única, resulta idóneo para esta tarea. En comparación con la competencia que había utilizado antes Rathscheck Schiefer, el martillo hidráulico de Epiroc convence por su robustez, facilidad de mantenimiento y fiabilidad. Sobre todo el cambio sencillo de puntero y la buena visibilidad del campo de trabajo permiten un manejo exacto e intuitivo. Mientras que los predecesores se debían mantener o reparar a veces cada semana, el SB 202 brinda un servicio sin fallos en general.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *