El martillo hidráulico MB 1650 de Epiroc, la nueva estrella de Sicobrita

El martillo hidráulico MB 1650 de Epiroc, la nueva estrella de la flota de maquinaria de Sicobrita

La empresa portuguesa Sicobrita S.A. gestiona una cantera en la Serra do Sicó, cerca de la ciudad de Pombal, desde hace más de 30 años. Sus responsables llevan confiando en Epiroc desde 2005. El nuevo martillo hidráulico MB 1650 que, junto a las características habituales de calidad, como la fiabilidad, las bajas vibraciones y el elevado rendimiento, convence por su estructura más compacta y ligera, mayor fiabilidad y mantenimiento más sencillo.

Sicobrita confía totalmente en Epiroc

Gracias a una ubicación privilegiada en uno de los macizos de caliza más importantes de Portugal, la cantera dispone de una gran extensión con licencia de explotación para unas 35 hectáreas. Sicobrita emplea aquí procesos precisos de extracción y trituración, con los que se obtiene una caliza de elevada pureza y blancura. Al mismo tiempo, se minimizan los efectos sobre el medio ambiente.

Sicobrita es considerada una gran empresa nacional por su alta competitividad y sólida reputación. Una razón más para colaborar solo con empresas altamente cualificadas. El gerente empresarial Armando Reis Vieira confía desde 2005 en el rendimiento que ofrece Epiroc y, a la hora de elegir un nuevo martillo hidráulico (tras el MB 1700), ha escogido sin dudarlo a su sucesor, el MB 1650: “El martillo hidráulico se emplea para tareas críticas y exigentes; por eso, debe brindar una capacidad adecuada de respuesta y producción, con el fin de que el trabajo no se vea afectado. Para Sicobrita, la optimización de los medios de trabajo es la base de la satisfacción de los clientes.”

Calidad demostrada y nuevas ventajas

Si el predecesor ya era convincente, el sucesor viene aún con más ventajas. Para renovar el parque de máquinas, Sicobrita ha vuelto a optar por un martillo Epiroc, ya que la fiabilidad, productividad y disponibilidad de los equipos son imbatibles.

En el caso del MB 1700, la empresa apreció, entre otras cosas, el sistema de lubricación automática, la recuperación de energía, el bajo nivel de ruido y vibraciones, y la eficaz protección antipolvo. Por supuesto, el martillo hidráulico MB 1650 sigue ofreciendo todas estas cualidades pero, además, es más ligero y compacto que su predecesor. Algo por lo que el mantenimiento resulta sencillo y económico.

A pesar de ello, la elevada energía de impacto no provoca ningún tipo de rotura en el bastidor, más compacto. El martillo hidráulico se puede usar, por tanto, en procesos de producción complejos, brinda a la vez un manejo más simple y reduce los costes operativos.

El nuevo martillo hidráulico MB 1650 es un multitalento más ligero y mejor

El nuevo martillo hidráulico MB 1650 es un ejemplo clásico de cómo ofrecer la máxima calidad y, al mismo tiempo, ayudar al cliente a disminuir los costes operativos. Con 1.650 kg de peso, es más ligero y compacto que el MB 1700, y está indicado para equipos portantes de 19 a 32 toneladas.

Impresiona especialmente la avanzada tecnología de control: la potencia del martillo de demolición se optimiza a través de AutoControl, el sistema de conmutación de carrera automática. La función EnergyRecovery aprovecha la energía de retroceso del pistón para incrementar el rendimiento y evitar las vibraciones como el sistema VibroSilenced Plus. La válvula integrada StartSelect permite al operario ajustar el modo de arranque del martillo de demolición conforme al estado operativo en pocos y muy sencillos pasos.

El sistema automático de lubricación ContiLube™ II, la protección patentada contra el polvo DustProtector II y la ventana de servicio rediseñada mejoran la vida útil de los componentes. Así se reduce el consumo de lubricante, se evita la entrada de polvo y se facilita el mantenimiento. Además, el MB 1650 viene sin acumulador de alta presión, lo que minimiza también los costes de reparación.

Este modelo es, por tanto, una herramienta eficiente para una amplia gama de usos en minería y canteras, para tareas de demolición y saneamiento, en obras y en el sector metalúrgico. El nuevo bastidor ofrece una mayor fiabilidad, menores costes de reparación y un acceso más fácil para el mantenimiento, sin que se vea afectado su impresionante rendimiento.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar