Ampliación de la red de agua de saneamiento

La corporación municipal de Madrid amplía la red de agua de saneamiento

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 50)

La entibación lineal de ThyssenKrupp Bauservice protege una parte de las obras.

La administración municipal de la ciudad de Madrid ha decidido construir un nuevo colector de aproximadamente 3 kilómetros de longitud para mejorar el funcionamiento del sistema de saneamiento de la parte noroeste de la ciudad. Esta medida forma parte de un gran proyecto realizado durante alrededor de 24 meses con un volumen total superior a 33 millones de euros, y que tiene por objetivo mejorar la calidad del agua del río Manzanares. Una parte de dicho colector se fabricó mediante enormes piezas prefabricadas de hormigón en una longitud de aproximadamente 30 metros, que debe servir de canal colector y recoger el agua excedente en caso de fuertes precipitaciones. La fosa necesaria la excavó la “UTE Colector Subcuenca de Pinos” con una anchura de más de 8 metros – una Unión Temporal de Empresas formada por Ferrovial Agroman S.A. y Obras Subterráneas S.A. – y de la entibación lineal se encargó la ThyssenKrupp Bauservice GmbH. Las características estáticas del sistema, así como los carros móviles U utilizados en vez de los habituales carros de bastidor, proporcionaron el espacio de trabajo necesario donde acoplar sin problemas las voluminosas piezas prefabricadas de hormigón.

La capacidad de la canalización de aguas de la zona noroeste de la ciudad de Madrid se satura sobre todo cuando las precipitaciones son fuertes. El área de gobierno Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid acordó ampliar la capacidad actual de la red de agua de saneamiento, construyendo un colector nuevo de unos tres kilómetros de longitud. La canalización de aguas de las obras de construcción en marcha, que abarcan desde el Valle de Arce, calle del Doctor Ramón Castroviejo y Arroyofresno, transporta primeramente el agua pluvial hasta una presa de almacenamiento situada en Arroyofresno, antes de que las aguas sean tratadas en la depuradora de Viveros de la Villa y se viertan finalmente al caudal del Río Manzanares. La meta de esta estructura es mejorar de manera sostenible la calidad del agua del río y resaltar la pretensión del Ayuntamiento de Madrid de establecer nuevas referencias a escala internacional en el tratamiento sostenible de un bien tan preciado como el agua.

Fosa de grandes dimensiones

Las piezas prefabricadas de hormigón para el canal de almacenamiento tenían unas dimensiones de 3,10 m x 6 m y pesaban hasta 9 t. El jefe de obra Don Jesús López López, ingeniero de caminos, canales y puertos, destaca la magnitud de la obra: “Se trataba de proteger una fosa de 5 metros de profundidad con una anchura de entibación nominal de 8,5 m”. En vista de las considerables dimensiones rápidamente se evidenció que la entibación lineal gradual de ThyssenKrupp Bauservive resultaba una opción muy buena para este proyecto de construcción. Don Alberto García González, Responsable Distribución ThyssenKrupp Bauservice para el centro y sur de España: “La entibación lineal gradual se ha impuesto como una solución económica precisamente para los proyectos de construcción llevados a cabo en las zonas urbanas céntricas”. En vez de los distanciadores articulados fijamente posicionados, en el sistema lineal son los carros móviles resistentes a la flexión los que soportan los portantes y, por tanto, las placas de entibación las que se encargan de mantener la distancia dentro de la fosa. La anchura de fosa deseada permanece idéntica en cada fase de construcción – todo discurre de un modo lineal, manteniendo siempre la misma distancia respecto del lado opuesto.

Lateralmente girado

Las placas de entibación montadas en la obra de Madrid, de 4 m de largo, pueden girarse lateralmente en los portantes de 5,13 m de altura – y es precisamente en las zonas urbanas céntricas donde este procedimiento supone una ventaja considerable en comparación con otros sistemas, que obligan a introducir las placas desde arriba. El jefe de obra, Don Jesús López López, nos explica la ejecución: “Una vez ajustado el primer bastidor guía, la excavadora nos acerca las placas base exteriores a los portantes – tal y como es habitual en otros sistemas -, sino que lo hace desde un lateral y brevemente por encima del nivel del terreno. Una vez aquí se giran en los portantes de entibación lineales. Si las placas se colocan formando un ángulo recto respecto del carro móvil y paralelamente entre sí, podrá introducirse el segundo bastidor guía sin problemas desde arriba en los extremos de las placas. Los carros móviles montados en los portantes del sistema de entibación de forma móvil y encastrable se pueden regular en altura de acuerdo con la profundidad de construcción de la fosa y conforme a las especificaciones estáticas del fabricante. Dado que en la obra de Madrid se utilizó el denominado carro móvil U, no hubo problemas a la hora de montar las piezas de hormigón en la fosa de 5,13 m de profundidad y 8,69 m de anchura y, por lo tanto, tampoco al realizar el hueco de trabajo necesario.

Ventajas gracias a la construcción

Gracias a su diseño en forma de U, el carro móvil permite grandes alturas de paso entre los tubos. Esto aporta numerosas ventajas técnicas y económicas tanto a la hora de montar y desmontar los sistemas de entibación, como al realizar los trabajos dentro de la fosa respecto de los aparatos y vehículos utilizados. “Por lo demás, el carro móvil U aporta las mismas ventajas que los carros móviles convencionales”, explica Alberto García González. “La construcción resistente a la flexión del bastidor se encarga de que no varíe la anchura de la fosa, al contrario de lo que ocurre con los sistemas de entibación con distanciadores fijamente incorporados, al descender los portantes. De este modo se consigue una derivación absoluta de la fuerza entre la entibación y el suelo, y se evitarán asentamientos”. Otra característica constructiva adicional: El carro móvil U está diseñado de forma que se puede ajustar sin grandes complicaciones en fosas entre 10 y 12 m de ancho: “Estas son las condiciones ideales para el montaje de las piezas prefabricadas de hormigón”, añade Alberto García González.

Todas las partes involucradas en el proyecto quedaron satisfechas con la calidad y fiabilidad del sistema elegido, al igual que con el rápido avance de los trabajos y la extrema seguridad aportada por esta variante de entibación. El jefe de obra, Sr. López, destacó la cooperación técnica ofrecida por la ThyssenKrupp Bauservice durante toda la construcción. Resumiendo, la solución aportada por los especialistas en entibación alemanes no solo ha convencido por la seguridad y calidad “Made in Germany”, sino también por la excelente relación calidad/precio.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar