Las plataformas de elevación de personas según tus necesidades

Las plataformas de elevación de personas según tus necesidades

Las plataformas de elevación son equipos muy utilizados en construcción, mantenimiento y en zonas de difícil acceso, por lo que hay una gran variedad de ellas con distintas alturas, motores y funcionalidades:

  •  Plataformas elevadoras de tijera: estas plataformas de elevación proporcionan altura solo en sentido vertical, por lo que es idónea para mantenimientos. Hay dos tipos: tijeras eléctricas y tijeras diésel. Las primeras suelen utilizarse para no grandes alturas, y suelen soportar un peso menor. Están diseñadas para trabajar en interior, por lo que cuentan con ruedas anti-huella y son de dimensiones reducidas. En cambio, las tijeras diésel están pensadas para trabajos en exterior en todo tipo de terrenos, por lo que algunos modelos disponen de estabilizadores hidráulicos para fijar la máquina al suelo y cuentan con tracción 4×4, por lo que son una buena opción para trabajos verticales en exterior en los que no hay necesidad de salvar obstáculos.
  • Plataformas elevadoras articuladas: plataformas con el objetivo de elevar al personal a distintas alturas tanto verticales como horizontales gracias a su brazo articulado, por lo que la cesta se puede acercar al lugar del trabajo salvando los obstáculos. Las plataformas elevadoras articuladas eléctricas son muy útiles para el mantenimiento de instalaciones gracias a su motor eléctrico y a sus ruedas anti-huella, es decir, para trabajos en interior (especialmente en los lugares de difícil acceso). Respecto a los equipos diésel, tienen tracción 4×4, por lo que pueden trabajar en toto tipo de terrenos superando pendientes de hasta un 45% de desnivel.
  • Plataformas telescópicas: son plataformas de elevación diésel con tracción 4×4 diseñadas para trabajos a gran altura y, gracias al plumín, pueden llegar a lugares de difícil acceso.
  • Plataformas unipersonales: estas plataformas están pensadas para trabajos en interior, son de dimensiones muy reducidas y de poco peso, con capacidad de elevar a una persona a una altura de trabajo de hasta 14 metros.
  • Plataformas verticales: plataformas para trabajos en espacios reducidos y de difícil acceso de interior, por lo que cuentan con un plumín para poder trabajar sin problemas.
  • Plataformas sobre furgón o camión: estas plataformas de elevación son parte del vehículo, por lo que son muy útiles para proyectos en los que hay que moverse constantemente, como trabajos de poda de árboles o mantenimiento de alumbrado público.
  • Plataformas de oruga: son plataformas ligeras y de reducidas dimensiones con la capacidad de alcanzar una gran altura. Están pensadas para trabajar tanto en exterior como en interior, ya sea en terrenos muy irregulares donde superar rampas y escalones como en suelos delicados.

¿Qué tipo de motor debo escoger?

Otro aspecto básico que tener en cuenta a la hora de decidirse por una plataforma elevadora, es saber el tipo de motor que más nos conviene: eléctrico, diésel o híbrido.

  • Motor eléctrico: motor para trabajar en interior, ya que no hacen ruido y no emiten gases tóxicos. Además, la mayoría de los equipos utilizan ruedas anti-huella para no dejar marcas en el suelo.
  • Motor diésel: motor para trabajar en exterior, ya que los equipos diésel tienen autonomía propia y pueden trabajar en terrenos irregulares.
  • Motor híbrido: motor respetuoso con el medioambiente de gran eficiencia, para trabajar tanto en interior como en exterior.

¿Cómo escoger la plataforma elevadora más adecuada para mi proyecto?

Debido a la gran cantidad de tipos de plataformas que hay en el mercado, muchas veces lo más complicado es saber qué tipo es el idóneo para el trabajo a desarrollar. Para ello, hay que tener en cuenta:

  • La capacidad de carga de la máquina (¿plataforma unipersonal?, ¿con una cesta que se pueda ampliar?, ¿debo cargar muchos materiales en la cesta?,…)
  • La altura de trabajo
  • Dónde se trabajará (¿en interior o en exterior?). Además hay que tener en cuenta si el terreno es irregular, si hay pendientes, si el suelo es delicado,…
  • Posibles obstáculos, dimensiones del lugar de trabajo y de acceso,…
  • Tipo de motor que necesito (dependiendo de si trabajaré en interior o exterior)

En conclusión, antes de alquilar una plataforma elevadora hay que tener muy claro qué labor hay que realizar y dónde se llevará a cabo.

mateco cuenta con un servicio de asesoramiento técnico-comercial experto para ayudarte a encontrar la máquina de trabajo más adecuada para tu proyecto.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar