Máquinas de una fábrica trabajando

“La industria de equipamiento para construcción en un mundo flexible”

Bajo este lema se celebró en Amberes el Congreso CECE 2014. Eric Lepine, presidente de dicho comité, aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento a los legisladores de la Unión Europea para que por su parte aseguren una producción industrial fuerte y competitiva en Europa.

El mercado se encuentra en un período impredecible y exigente que necesita que los fabricantes de equipamiento para la construcción sean flexibles y ágiles para hacer frente a las exigencias y necesidades con la última tecnología.

Elevar el porcentaje industrial del PIB

Como parte de la «Estrategia 2020 para el crecimiento inteligente, sostenible e integrador», la UE se había comprometido a elevar el porcentaje de la industria en el PIB de Europa al 20 % para 2020. Sin embargo, el peso de la producción industrial, es más negativo que positivo, del 16% en 2011 al 15,1% en 2013. “Tememos que este asunto sea infravalorado”, advirtió Lepine. “Para conseguirlo, necesitaremos aunar esfuerzos entre empresas, responsables políticos y otras partes interesadas de la sociedad.”

Lepine subrayó que la industria de equipamiento para construcción está dispuesta a desempeñar un papel activo en la consecución de los objetivos establecidos por la UE. Pero los responsables políticos de la UE, deben establecer el marco de condiciones adecuado que proporcione relaciones comerciales con planteamientos seguros, políticas coherentes, acceso a la financiación, espacio para la innovación y facilite el acceso a los mercados exteriores. “Instamos a la Comisión Europea a confirmar e incluso mejorar el objetivo de producción industrial en los próximos meses y a los gobiernos de la UE a respaldar esto en su Congreso Económico en la primavera de 2015” dijo Lepine. La inversión en infraestructuras también será necesaria en Europa. CECE acoge con satisfacción el anuncio del nuevo Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, sobre un futuro paquete de inversiones de 300 billones de €, de cuyos detalles, se espera que se informe en breve.

Prioridades específicas del sector

A través de CECE, el sector ha identificado una serie de prioridades específicas para la industria que deberán ser seguidas de cerca en Bruselas. Entre ellas cabe destacar: el futuro reglamento sobre emisiones, el comercio exterior y el acceso a los mercados exteriores y la vigilancia de mercado.

La Comisión Europea publicó el mes pasado su propuesta para una revisión de la Directiva 97/68/CE, relativa a la reducción de las emisiones de escape procedentes de los motores que se instalen en máquinas móviles no de carretera, estableciendo límites para la maquinaria de construcción y otras máquinas que son los más estrictos del mundo

Los elementos clave del Reglamento para el sector son: unas fechas de introducción del 2019 al 2020; unos valores límite que reducirán las emisiones a niveles extremadamente bajos; y un ritmo sin precedentes de entrada en vigor de estos valores límite en todo el rango de potencia de los equipos, independientemente del ciclo de combustión y del combustible.

Los fabricantes europeos de equipamiento para construcción ya fabrican las máquinas más limpias y seguras en el mundo. Sin embargo, la introducción a tiempo de la próxima generación de máquinas en el mercado continúa siendo un reto complejo. Los ciclos de producción son largos y la diversidad de productos es enorme, lo que supone una presión enorme en lo que respecta al tiempo de desarrollo. El sector trabajará con las instituciones de la UE para obtener mejoras en la propuesta y asegurar una rápida adopción a fin de poder disponer de un tiempo suficiente antes de que el reglamento entre en vigor.

La industria de equipamiento para construcción se beneficiará del ATCI

“Estamos satisfechos de que la industria de maquinaria haya sido incluido en las negociaciones de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI) que se están llevando a cabo en la actualidad entre la Unión Europea y Estados Unidos”, declaró Lepine. La industria de equipamiento para construcción se beneficiará en particular cuando se produzca la convergencia normativa y la armonización de los requisitos técnicos y medioambientales aplicables a las máquinas, la liberalización de la contratación pública y el acceso a mercados de terceros países de los productos reacondicionados.

Si la negociación es favorable, los fabricantes que trabajan a escala mundial y los clientes verían simplificados sus negocios y reducidos los costes por igual. Ya no existiría la necesidad de presentar certificados o informes de ensayo adicionales. La sustitución de componentes en las máquinas y las adaptaciones constructivas de las mismas podría realizarse más fácilmente. Según los cálculos realizados por una de las empresas miembro de CECE, los costes de una máquina para el mercado de Estados Unidos son un 17 % mayores que los del mismo tipo de máquina que funciona en Europa.

Un mejor sistema de vigilancia de mercado es un factor clave para cumplir con la agenda de crecimiento de la UE

La presencia de máquinas no conformes en el mercado y, por lo tanto, de una competencia desleal, ha sido una preocupación para el sector desde hace tiempo. Algunas empresas gastan el 70 % de su presupuesto en I+D para cumplir con las Directivas de la UE sobre medioambiente, seguridad y otros requisitos técnicos de la legislación europea. “La legislación debe, por tanto, ser cumplida y vigilada”, declaró Lepine. Según un estudio de CECE, una de cada tres empresas tuvo que asumir pérdidas en las ventas porque los clientes optaron por máquinas no conformes. En Febrero de 2013, la Comisión Europea emitió una propuesta legislativa que fue modificada por el Parlamento Europeo. Pero desde entonces, la propuesta está bloqueada en el Consejo de la UE y no se espera ningún cambio antes de marzo de 2015. “Esta es una situación que lamentamos, especialmente por lo lento que se está progresando”, declaró Lepine. CECE pedirá a la nueva Comisión Europea que incluya este asunto en su nueva agenda para el empleo y el crecimiento. El buen funcionamiento y la protección del mercado interno son claves para cumplir con la agenda de crecimiento de la UE. “Además, la restauración de la igualdad de condiciones en el Mercado Único a través de un sistema mejorado de vigilancia del mercado, permitirá pasar de una competencia de precios a una competencia en calidad, fiabilidad y eficiencia”, dijo Lepine.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar