Seis excavadoras de cadenas ASE CX de línea pesada y una gran cargadora de neumáticos 921F pertenecientes a Bierbrauer & Sohn GmbH trabajaron, en colaboración con STRABAG AG y su cliente, han derribado en lo que han considerado un “tiempo récord”, este puente donde la carretera B256 cruza la autopista B9 de cuatro carriles. Ha tenido lugar el pasado 6 de noviembre.

Contaban con un plazo que comprendía desde las ocho de la tarde del viernes, hasta las cinco de la mañana del lunes. Además, fue necesario demoler completamente la construcción de hormigón reforzado, retirar los escombros y dejar la B9 lista y abierta al tráfico.

Bierbrauer quiso confiar en una flota de siete máquinas CASE, cuyo equipo principal constaba de una CX250C, tres CX300C, una CX350C y una CX370B. Asimismo, tres de las excavadoras de cadenas estaban equipadas con cizallas de hormigón y las otras tres, con pesados martillos hidráulicos. También, algunas máquinas habrían utilizado retrocargadoras para retirar material del camino o cargarlo.

Para evitar daños en la superficie de la B9, se habrían adoptado precauciones previas al trabajo, en primer lugar, extendiendo una membrana geotextil protectora de unos 1.400 m2 sobre la superficie de la carretera y el arcén, garantizando su protección frente a la caída de escombros. Sobre ella, la CASE 921F distribuyó una capa gruesa de arena, de unas 1.500 toneladas.

La 921F tiene una transmisión de 5 velocidades con convertidor de par con bloqueo y el motor de par elevado, por lo que esta cargadora de neumáticos sería, según CASE, “perfecta para ciclos de carga cortos”. Su construcción con el bloque motor situado en un extremo de la parte trasera, ofrecería una elevada carga de basculamiento de más de 7 toneladas que permitiría un llenado óptimo de cuchara y una productividad extremadamente alta, incluso con materiales muy densos. Además, el sistema de cubo de refrigeración patentado garantizaría que rinda al máximo también en entornos polvorientos. Un ventilador con función de inversión automática, que puede activarse manualmente desde la cabina, evitaría el bloqueo de las aletas de refrigeración.

Tras proteger la superficie de la carretera, las excavadoras de cadenas empezaron el proceso de demolición. “La combinación de un moderno sistema hidráulico de alta sensibilidad y motores con una gran capacidad de respuesta y elevadas reservas de potencia convierte a la excavadora de cadenas CX en la elección ideal para trabajos exigentes con equipo pesado, como pulverizadores, cizallas y martillos hidráulicos”, han manifestado desde CASE. Del mismo modo, el sistema hidráulico C.I.H.S inteligente ajustaría automáticamente la presión del sistema, el rendimiento de la bomba y la velocidad del motor a la tarea en cuestión.

Otras características que servirían para soportar grandes esfuerzos mecánicos permanentes son los tornillos a prueba de polvo y recubiertos de cromo duro y los cojinetes del sistema CASE EMS, que aportarían seguridad e intervalos de lubricación muy amplios.

También, la cabina estaría protegida contra el ruido y las vibraciones gracias a sus soportes amortiguadores viscosos de 6 capas en baño de aceite.

Las operaciones de corte y demolición durante 24 horas, en varios turnos, generaron más de 2.850 toneladas de escombros y metal, los cuales transportaron los camiones de la flota de Bierbrauer, directamente, a su propia planta de reciclaje.

Después de la demolición, la 921F limpió los restos de escombros y la capa de arena protectora. Cuando se retiró la membrana protectora, se comprobó que el equipo de Bierbrauer habría realizado el trabajo seis horas antes del plazo.

El director gerente Karl-Werner Bierbrauer y el jefe de obra Sebastian Schmidt elogiaron el excelente trabajo en equipo: “El trabajo conjunto ha sido increíble. Especialmente, por supuesto, el realizado por las personas en la obra y los responsables de la complicada logística. Aunque confiábamos en nuestros conductores y máquinas, hay que tener siempre un plan B ante un proyecto de estas características. Para ello, contábamos con nuestros socios de la oficina de CASE en Andernach. Durante toda la operación, tuvimos asignado un contacto directo en CASE pendiente de nosotros por si necesitábamos algo en poco tiempo. Al final, no fue necesario recurrir a él, pero es tranquilizador saber que se puede pedir ayuda en cualquier momento.”

“Llevamos utilizando principalmente excavadoras de cadenas y cargadoras de neumáticos de CASE durante años, por lo que conocemos su capacidad y fiabilidad en nuestro trabajo diario. Las máquinas han demostrado su capacidad en todas las aplicaciones posibles, y las hemos empleado también con éxito en el negocio de alquiler. Los mandos son fáciles de manejar, incluso para los conductores habituados a otras marcas. La visibilidad de la espaciosa cabina es excelente, y las excavadoras de cadenas CASE ofrecen un rendimiento óptimo. También destacan la facilidad de mantenimiento y acceso en el taller”, ha señalado Klaus Hackenbruch, planificador de flota en Bierbrauer & Sohn.

“Está claro que las máquinas son resistentes y extremadamente fiables en las operaciones más exigentes. Y si alguna vez hubiera un problema, Bernd Kump de la oficina de Andernach estaría siempre listo para ayudarnos a resolverlo rápidamente”, ha finalizado.

close

NEWSLETTER

Regístrate para recibir contenido en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *