La asamblea general de ANEFA define las líneas de desarrollo del sector de los áridos para 2022

La asamblea general de ANEFA define las líneas de desarrollo del sector de los áridos para 2022

Ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Oviedo la Asamblea General de la Asociación Nacional de Empresarios de Fabricantes de Áridos (ANEFA). El sector de los áridos es clave tanto para el desarrollo sostenible de la sociedad como para la aspiración europea en relación con la independencia del continente en lo relativo a las materias primas esenciales e insustituibles para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Los áridos se utilizan para la construcción de edificios, infraestructuras y otras numerosas aplicaciones industriales.

Durante el evento, que se celebra en el marco del VI Congreso Nacional de Áridos, se ha presentado y discutido un documento esencial para la evolución de esta vital área económica: el Plan Estratégico Áridos 2030. Este plan es una hoja de ruta sectorial que tiene como ejes centrales la adaptación del sector a las políticas derivadas del Green Deal y el incremento de la rentabilidad de las empresas pero que también tiene en consideración una serie de ajustes para abordar la convulsa situación actual de escenario de inflación y de incremento generalizado de costes de la energía y otros suministros a lo largo de 2021, que la invasión rusa de Ucrania ha acelerado y empeorado exponencialmente en 2022. Es fruto de un gran consenso sectorial ya que en él han intervenido, con sus opiniones y aportaciones, 603 personas de perfiles muy diversos lo que da muestra de la implicación de todas las personas contactadas y del enorme interés despertado.

En 2021 los datos sobre actividad del sector muestran que se cerró con un crecimiento del 10,8%, y un consumo total de áridos naturales para la construcción de 136,9 millones de toneladas, recuperando y superando ligeramente los valores del año previo a la pandemia. Así, se estima en 720 millones de euros el volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte. El volumen de negocio de los áridos para otros usos industriales ascendió a 295 millones de euros por lo que el volumen de negocio total alcanzó los 1.015 millones de euros. España es el quinto país en número de explotaciones, el noveno en número de empresas, el octavo de trabajadores directos y de toneladas de áridos para la construcción. Es interesante ver la evolución de la economía circular en la industria: ha pasado en 10 años del 8,6% del consumo al 12,3%.

España y el continente europeo en su totalidad encaran un cambio de paradigma sobrevenido por una multitud de factores que engloban el cambio climático, la transición energética, la pandemia de Covid-19, la economía circular, la invasión de Ucrania y la digitalización. En todos ellos las materias primas, y los áridos, juegan un papel fundamental para la estabilidad y el crecimiento de nuestras estas políticas europeas y climático, a los 17 Objetivos ONU y a la digitalización, ya radical en las condiciones en sociedades. La conjunción de nacionales, vinculadas al cambio del Desarrollo Sostenible de la está suponiendo un cambio las que se han desenvuelto las industrias hasta la fecha y, en particular, en la industria extractiva de los áridos.