ISE preparada para asumir el reto del autoconsumo en España

ISE preparada para asumir el reto del autoconsumo en España

España, el país europeo con mayor radiación solar, empieza a ser consciente del tesoro que tiene en sus tejados. El cambio en las políticas de transición ecológica, mediante la aprobación del Real Decreto y de un buen puñado de partidas presupuestarias (la última, dedicada a las PYMES, asciende a 455 millones de euros), está marcando una nueva hoja de ruta para el autoconsumo, que se presupone como el futuro de la producción energética en empresas y viviendas particulares. El incremento del número de proyectos, del 94% en 2018 según cifras de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), es una certeza que abre las puertas del cielo a empresas como ISE, preparadas para asumir el reto del autoconsumo fotovoltaico en un país que lleva más de 20 años buscando la fórmula de la sostenibilidad energética en materia económica. Hablamos de un futuro a tres años vista en el que, según los datos presentados por el Observatorio Español del Autoconsumo Fotovoltaico Residencial, este segmento del mercado solar se multiplicará por 30. No en vano, producir un megavatio de fotovoltaica en España es un 40% más barato que en otros países de Europa, por lo que, si nos basamos en esta coyuntura, la inversión está sustentada en valores seguros.

Tener la capacidad de generar y consumir tu propia energía era una quimera hace escasos meses, incluso después de la derogación del impuesto al sol en octubre del pasado año, el futuro del autoconsumo en España estaba en un alambre. Sin embargo, las soluciones que se ofrecen en la actualidad, gracias a un marco regulatorio más benévolo y al descenso en los costes de producción, plantean un panorama en el que fábricas, naves industriales y comunidades de vecinos tienen la oportunidad de pagar menos en las facturas de la luz.

En ese sentido, lo que establece el Real Decreto de Autoconsumo, en línea con la Directiva de Renovables de la Unión Europea, es que se garantiza un descuento mensual del importe de la electricidad que la instalación inyecte a la red eléctrica, de la que posteriormente consumirá.

Con un buen dimensionamiento adaptado a la demanda del cliente y sus necesidades, llevado a cabo por una ingeniería especializa en energía fotovoltaica, conseguimos reducir los costes de energía desde un mínimo del 15% al 50%, pero es fundamental ponerse en manos de una empresa experta y especializada que optimice el ratio €/kW- autoconsumido.

Por eso es importante confiar en compañías como ISE, que cuenta con más de 100 diseños de ingeniería fotovoltaica en todo el mundo y un futuro prometedor en nuestro país, y que aboga por la rápida amortización de la inversión, por la independencia energética y por la contribución que esto supone a la sostenibilidad y limpieza del planeta. Comprometerse de manera activa en la lucha contra el cambio climático nunca fue tan fácil y económicamente viable como ahora.

“El único requisito es tener espacio”, afirman desde la empresa española de ingeniería. Es decir que, tanto mancomunidades como empresas e instituciones tienen la capacidad para asumir una instalación fotovoltaica de ISE, que se basa en su flexibilidad para crear y desarrollar los proyectos de sus clientes según las necesidades. Ya sea un terreno, una azotea o un tejado

Además, hay que ampliar las posibilidades de aplicar esta forma de autoconsumo, basta con pensar que cualquier instalación, maquinaria y proceso que demande energía, puede admitir un diseño, donde la energía suministrada sea limpia y procedente del sol. Para ello, ISE ofrece planes de financiación de hasta el 100% de la instalación.

La compañía con base en el Parque Tecnológico de Almería (PITA), te ofrece la posibilidad de subirte al tren del autoconsumo. La estimación para 2019 es precavidamente extraordinaria, porque no sólo debemos atender al RD de Autoconsumo, sino a las políticas autonómicas que, como las presentadas en Madrid (bonificación en el IBI a todos los edificios que incorporen módulos fotovoltaicos) y Murcia (su Plan Renove 2019 financiará hasta el 50% del coste de la instalación), aceleran el crecimiento de un sistema de producción energética más eficiente y menos intrusivo. El autoconsumo promete un futuro brillante en España, cuyas políticas están cada vez más comprometidas con el desarrollo de las energías renovables, la reducción de las emisiones, la democratización de la producción energética y, en suma, con la dinamización del sector laboral.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar