Interiorismo en bambú y madera en el Centro Pompidou de Málaga

Centro Pompidou Malaga

Bajo estrictos parámetros de eficiencia energética y haciendo gala de un diseño sencillo, acogedor e innovador para un museo, el renovado Centro Pompidou de Málaga (situado entre los muelles uno y dos del puerto de la ciudad) ha reabierto sus puertas esta primavera.

El grupo sevillano GUBIA ha desarrollado todo el trabajo de revestimiento en suelos, techos y paredes del centro y el mobiliario fijo del Museo.

En el interior del edificio, proyectado por los arquitectos Juan Antonio Marín Malavé y Javier Pérez de la Fuente, se alberga un cuidado y laborioso trabajo de interiorismo basado en la utilización del bambú y la madera. Grupo GUBIA, líder en el diseño y construcción de todo tipo de espacios en estos materiales, ha revestido en bambú tostado los suelos, paredes y techos de gran parte de la planta de acceso, incluido el auditorio; ha diseñado con el mismo material el equipamiento y mobiliario al completo del centro y ha dado forma a una inmensa celosía de madera teñida de blanco que rodea el espacio central de dos niveles en los que se exponen las colecciones de arte de forma permanente.

Nada más acceder al centro, un sólido y acogedor espacio anexo a la zona de circulación central que contrasta en colores y materiales con ésta, rodea y envuelve a los visitantes en un trabajado universo de bambú. Las paredes se han revestido con tableros de fibras ignífugas de 16mm de espesor acabados con chapas de bambú vertical GUBIA BV C-v o.6 de formato 2400x600mm que, a su vez, se han fijado a la base de pladur existente mediante rastreles atornillados con entrecalles verticales y horizontales de 3mm entre sí, que admiten las dilataciones y contracciones propias del material.

De los paramentos verticales en bambú, se pasa a los techos registrables hechos en el mismo material que GUBIA ha instalado en la zona de acceso a la sala de usos múltiples que hace las veces de auditorio, en la zona de recepción, y en la de taquillas y cafetería. Aquí se han empleado tableros de fibras ignífugas de 13mm de espesor acabados con chapa de bambú tostado vertical GUBIA BV C-v o.6 en un formato de medida especial de 2400x585mm. Todos estos tableros quedan suspendidos mediante varillas metálicas regulables en altura que están ocultas y que, cuando sea necesario, permitirán el acceso a las instalaciones que el bambú esconde.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.