Incremento del 5,6% en el consumo de mezclas bituminosas

ASEFMA anuncia un incremento del 5,6% en el consumo de mezclas bituminosas

ASEFMA ha anunciado un incremento del 5,6% en el consumo de betún para mezclas asfálticas en 2018, 15 puntos por debajo de las previsiones. La producción española de mezclas bituminosas apenas supera los 16 millones de toneladas en 2018, según las primeras estimaciones a cierre de ejercicio.

Juan José Potti, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (ASEFMA), ha anunciado, el pasado 7 de febrero, durante la Asamblea General Ordinaria de la entidad, que el sector ha cerrado 2018 con una cifra estimada de producción de mezcla bituminosa de 16,1 millones de toneladas, lo que supone un ligero repunte del 5,6% respecto al ejercicio anterior. Se trata del segundo dato positivo de la serie que alcanzó mínimos históricos en 2016.

Estos dos años de ligero repunte, tras el grave retroceso de la actividad productiva de 2016 en mezclas bituminosas, se sitúan en un entorno económico global favorable, pero de crisis sectorial. Dichas estimaciones productivas corresponden aproximadamente a la mitad de la cifra adecuada para cubrir las necesidades de la red viaria española atendiendo a elementos como tráfico y longitud de red, entre otros. Las perspectivas para 2019 se presentan, sin embargo, más favorables.

Además, el presidente de ASEFMA ha destacado los últimos datos publicados por EAPA, correspondientes a 2017, sobre la evolución económica de la industria del asfalto. España, el segundo país europeo por longitud de su red de carreteras es, sin embargo, el séptimo en producción de asfalto (15,2 millones de toneladas) por detrás de Alemania (42), Turquía (46,9), Francia (33,7), Italia (23,7), Gran Bretaña (22,7) y Polonia (19).

En línea con la gestión de carreteras, Juan José Potti ha querido recordar que la producción de asfalto es un indicador de la inversión en carreteras y que el deterioro de la red viaria, además de efectos económicos muy desfavorables, también presenta consecuencias negativas para el medio ambiente: aumenta el consumo de combustible y las emisiones de CO2. En esta línea, manifestó la preocupación por la muy escasa actividad en la conservación de los firmes en las Comunidades Autónomas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar