HIDROFORMA: Impermeabilización de terrazas y cubiertas

Impermeabilización de terrazas y cubiertas, una solución para la eliminación de goteras y humedades

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 80)

Con las membranas impermeabilizantes de la gama HIDROFORMA de Formulaciones se puede eliminar la aparición de goteras y humedades que proceden de filtraciones en las azoteas o cubiertas.

Las filtraciones de agua en cubiertas o azoteas se deben a pequeños defectos producidos en los materiales que lo componen al estar expuestos a la intemperie. El agua encuentra su camino a través de esos defectos, se forman las humedades y cuando las filtraciones son más grandes, las goteras. Para eliminar dichos desperfectos puede ser necesario levantar la cubierta o terraza para encontrarlos y repararlos… Y aunque se realicen estas operaciones es factible que no se encuentren las vías de entrada de agua y sean eliminadas.

La solución de Formulaciones al problema

Para estos casos Formulaciones dispone en su catálogo membranas de poliuretano, poliuretano híbrido, poliureas y acrílicos que, una vez aplicados, forman una protección continua que impermeabiliza y protege cualquier elemento frente al agua. Gracias a que son continuas no hay uniones por las que el agua pueda penetrar hacia el sustrato.

La utilización de estos productos es bastante sencilla ya que la mayoría, a excepción de las poliureas HIDROFORMA U2N1 e HIDROFORMA U2N2 que requieren de una máquina de proyección, se pueden aplicar mediante brocha, rodillo o pistolas airless.

El primer paso antes de usar la HIDROFORMA es elegir cual es la más indicada a cada caso. Hay algunas que tienen una elevada resistencia al desgaste por lo que son mejores para aquellos casos en los que haya mucho tránsito. Otras son aromáticas por lo que no se pueden aplicar en lugares donde haya luz solar a no ser que se protejan con otros productos.

El segundo es preparar el sustrato sobre el que vamos a trabajar. El polvo, partículas sueltas, musgo, agua o grasas forman una capa entre el producto y el sustrato haciendo que aquel se adhiera a estos elementos y no al sustrato. La consecuencia si esto ocurriera es que se forman bolsas de producto que se deterioraran antes y crean un punto por donde se filtraría el agua. También es básico reparar todas las grietas y zonas en mal estado.

Es extremadamente importante que se realice un buen tratamiento de puntos singulares, juntas y conexiones entre elementos de diferente naturaleza. Estos puntos se deben preparar de forma que cuando los elementos se separen, ya sea por movimientos estructurales o contracciones, no quede un hueco en el sustrato que hay debajo de la membrana. Las membranas son materiales con una gran elongación por lo que no sufrirán con las contracciones o movimientos. Cuando éstas se quedan sin un sustrato que le aporte resistencia al impacto debajo de ellas, debido a un mal pretratamiento, puede haber una fractura debido a los pequeños espesores con las que se aplican.

Imprimación y prueba de adherencia

Finalmente es recomendable añadir una imprimación como las que hay en la gama de las IMPRIFORMA. Así se mejora la adherencia entre el sustrato y el producto y evita que se despegue en aquellos sustratos difíciles. Lo que siempre hay que hacer se utilice o no la imprimación es una prueba de adherencia.

Los productos bicomponente requieren la mezcla de sus dos ingredientes mediante un agitador a bajas revoluciones para evitar que quede aire ocluido y que cuando dicha mezcla se extienda se forme lo que comúnmente se conoce como “frijoles”. En los productos monocomponente es recomendable también el agitar antes de aplicar.

HIDROFORMA H2V0, la membrana más polivalente

HIDROFORMA H2V0 es una membrana híbrida de poliuretano hidrófoba, continua y elástica que impide el paso del agua protegiendo el sustrato sobre el que se aplica de humedades y evitando las goteras. Al ser un producto alifático no amarillea con la luz del sol y protege los sustratos aromáticos de los efectos de los rayos ultravioletas.

Este producto se aplica mediante brocha rodillo o pistola airless por lo que no es necesario el uso de maquinaria específica. En caso de que fuera necesario reparar la membrana en un futuro solo se sanearía la zona afectada y volvería a instalar el impermeabilizante.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar