GENERA 2016 reclama el valor de la biomasa en España

GENERA 2016 reclama valorar la biomasa en España

GENERA 2016 se ha celebrado el pasado viernes 17 de junio y ha sido organizada conjuntamente por la UNIÓN POR LA BIOMASA y la Asociación de Empresas de Energías Renovables – APPA. Asimismo, ha contado con la participación de destacadas organizaciones del sector, analizando tanto la situación actual y sus perspectivas de desarrollo, desde los puntos de vista de la generación de energía eléctrica, térmica y la movilización de biomasa forestal con fines energéticos. Además, han mostrado iniciativas innovadoras exitosas en los ámbitos del biogás y de las biomasas agrícola y agroforestal.

En la primera parte de la jornada, las Asociaciones APPA Biomasa y COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores), y la empresa FactorVerde habrían analizado el sector. Así, se habría manifestado la importancia de poner en valor los beneficios medioambientales y socioeconómicos que induce la valorización de biomasa. En este sentido, habrían hecho especial hincapié en el importante número de empleos que se crearían vinculados al aprovisionamiento y la operación y mantenimiento de las instalaciones, en la enorme capacidad de prevenir incendios forestales que se derivaría de una gestión sostenible de los montes y en el gran potencial de ahorro de emisiones de CO2 difusas que provienen de las biomasas ganaderas, que se evitarían si se generara biogás a partir de las mismas.

También, se habrían expuesto las cuestiones clave que el sector, desde la UNIÓN POR LA BIOMASA, ha propuesto a los principales partidos políticos:

  • Creación de una Comisión Interministerial permanente.

-En la que exista representación de las CC.AA. y del sector.

-Que aborde el desarrollo del sector en su conjunto, no únicamente desde un pisto de vista energético sino considerando igualmente los ámbitos agrícola, forestal, ganadero, industrial, medio rural; y siempre en concordancia con políticas autonómicas.

-Establecimiento de un marco normativo específico que reconozca el aporte socioeconómico, fundamentalmente la creación de empleo, ahorros en compra de emisiones de Gases de Efecto Invernadero y la prevención de incendios forestales.

  • Compromiso sobre la consecución de los objetivos 2020 a través de un apoyo sostenido al sector.

-La promoción de las biomasas debe ser un objetivo prioritario de las políticas públicas, pues contribuye a alcanzar los objetivos de muchas de ellas: desarrollo rural, economía circular, cambio climático, etc.

-Derogación de la moratoria, pues el sector de la biomasa no solo no alcanzó los objetivos asignados en el anterior Plan de Renovables 2005-2010 sino que actualmente se encuentra aún lejos de alcanzar los objetivos del Plan de Renovables 2011-2020.

-Las convocatorias de potencia no deberían constituir hitos aislados, sino establecerse periódicamente con objeto de promover un desarrollo ordenado del sector y la consecución de los objetivos establecidos.

  • Compatibilidad entre desarrollo del sector térmico y el sector eléctrico es lo óptimo.

-No abandonar el desarrollo de la vertiente eléctrica por apoyar la térmica, debe proporcionarse apoyo al desarrollo de un mercado consolidado de combustibles biomásicos independientemente del uso energético, lo contrario generará disfunciones.

  • Potencial contribución a la reindustrialización de España.

-La ausencia de un marco propicio para el sector está impidiendo que la importante generación de empleo y de actividad económica que se induce vinculada al mismo, sea una realidad a nivel local, regional y autonómico.

  • Coherencia entre las políticas que se implementen en materia energética, medioambiental y fiscal.

-Resulta imprescindible que las políticas energéticas relativas a la biomasa se desarrollen siempre en congruencia con los objetivos medioambientales. Asimismo, las políticas fiscales deberían incentivar, o al menos no penalizar, el aprovechamiento de los recursos biomásicos.

  • Fomento de un mercado de biomasas nacional, que aglutine a los micromercados existentes en la actualidad.

-La actualización de la legislación vigente con competencias en cosecha y logística de las biomasas supondría introducir cambios en estructura orgánica de las Administraciones competentes (agricultura, medioambiente, entre otros), tanto a escala nacional (ministerios) y autonómica (consejerías), con objeto de evitar la actual dispersión competencial y determinadas lagunas de intervención administrativa.

En la segunda parte de la jornada se habrían presentado los resultados de tres iniciativas europeas sobresalientes participadas por entidades españolas, que demuestran el sólido músculo científico-técnico y empresarial con el que cuenta el sector, a pesar de su limitada implementación en España. El proyecto Biogas3, como referencia en la producción de biogás a pequeña escala para autoconsumo; el proyecto Agriforvalor, como referencia en el aprovechamiento de la biomasa agroforestal, y el proyecto Sucellog, como referencia en la participación del sector agrario en el suministro sostenible de biocombustibles sólidos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.