Fronius genera energía solar a más de 2.300 metros sobre el nivel del mar

Fronius genera energía solar a más de 2.300 metros sobre el nivel del mar

Fronius Solar Energy ha realizado la instalación fotovoltaica de un fabricante de cemento iraní, a 2.300 metros sobre el nivel del mar. Ahora, este productor fotovoltaico puede controlar su instalación con Fronius Solar.web y actualizar de forma remota el software de sus inversores. Además, se beneficia del programa Fronius Service Partner, por el que la compañía forma a instaladores para ofrecer el servicio in situ más rápido del mercado.

“Gracias a la visión de 24 horas de sol, en pro de un futuro en el que el consumo energético global se base exclusivamente en fuentes renovables, Fronius Solar Energy promueve la instalación de sistemas fotovoltaicos a nivel mundial”, ha explicado Martin Hackl, director de Solar Energy en Fronius International GmbH.

Irán tiene una situación muy beneficiosa para los productores fotovoltaicos ya que el gobierno de este país subvenciona la instalación de sistemas fotovoltaicos con una generosa remuneración a largo plazo, lo que supone un atractivo estímulo para que empresas y particulares inviertan en este tipo de energía.

“Desde 2016 y a través de nuestros Fronius Service Partner locales tratamos de echar una mano a productores fotovoltaicos particulares y comerciales”, ha comentado Benjamin Fischer, responsable de ventas regional de Fronius Solar Energy.

También, los clientes en Irán se benefician del concepto de cambio de circuitos impresos, único en todo el mundo. “El cambio de circuitos impresos es un trabajo muy sencillo para nuestros Fronius Service Partner, que solucionan rápidamente cualquier incidencia, ofreciendo así el servicio de inversores más rápido del mercado”, ha señalado Fischer. Fronius ya ha realizado en este país cientos de instalaciones con potencias de entre 5 y 20 kilovatios, algunas de 100 e incluso una instalación de 1,2 megavatios y otra de 1,5 megavatios.

“Este último proyecto ha sido único y no solo por la enorme potencia generada”, ha afirmado Fischer. La Shahrekord Cement Company se encuentra a 2.300 metros sobre el nivel del mar en la ciudad de Shahrekord, conocida como el “techo de Irán”. La región se caracteriza por sus cálidos veranos y fríos inviernos, con una variación de temperatura de entre -10 y +50 grados, lo que puede dificultar desde el primer momento un proyecto de estas características.

De este modo, Fronius ha suministrado 76 Fronius Symo para conseguir los mejores resultados, incluso a esta altitud tan extrema. Estos equipos son especialmente resistentes, potentes y fiables a temperaturas comprendidas entre -40 y +60 grados. Esta instalación proporciona al fabricante de cemento unas ganancias totales de 2.953 megavatios-hora anuales, que suministra a la red. Gracias a la herramienta de monitorización Fronius Solar.web, es posible controlar y analizar la instalación de forma muy sencilla. La actualización remota permite además actualizar de forma rápida el software del inversor con un solo clic, sin necesidad de desplazamientos a la instalación. El fabricante de cemento dispone también del amplio servicio postventa de Fronius, así como de una garantía de materiales de cinco años. “Nuestros inversores nos permiten ofrecer a usuarios de todo el mundo soluciones adaptadas al lugar de instalación y a los requerimientos individuales”, ha resumido Fischer.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar