Éxito de Epiroc y Erkat en el desmantelamiento de un búnker

Los accesorios especiales de fresado, los martillos hidráulicos y las pinzas de demolición de la empresa Epiroc y su marca de calidad Erkat posibilitan una demolición ejemplar, silenciosa y con pocas vibraciones de un búnker subterráneo en el centro urbano de Siegen, con unos resultados que convencen en toda la gama.

Demolición del búnker con el máximo rendimiento: gran potencia, pocas molestias

Para poder erigir la construcción polivalente planificada con unidades comerciales y residenciales de unos 4.000 m² en el centro de Siegen, entre otras cosas, fue necesario acabar con un búnker bajo tierra de la década de 1930. La empresa local OTTO QUAST, establecida en el mercado desde hace 75 años, fue la responsable del proyecto; para ello, colaboró con Epiroc y Erkat, socios también reconocidos y de confianza, en las tareas de demolición, a veces complicadas por los casi 2 m de hormigón armado de las paredes. Sus robustas fresadoras de calidad son conocidas no solo por su eficacia, sino también por su funcionamiento silencioso y sin vibraciones, condiciones que requería, sin duda, la ubicación central junto a la estación de autobuses y trenes de Siegen, rodeada de viviendas y superficies comerciales.

El doble de bueno: el búnker no tiene nada que hacer frente a las fresadoras de Epiroc y Erkat

La demolición del búnker subterráneo de hormigón armado, con un total de 2.300 m³ de espacio, debía realizarse en distintas fases. En cada una, participaron los productos de alto rendimiento de la empresa Epiroc, con un tiempo de servicio de aproximadamente unas 6 semanas.Por ejemplo, para debilitar la estructura de techos y paredes, las fresadoras de corte transversal del tipo ER 1500 y ER 2000, montadas en máquinas Liebherr 946 y Komatsu PC240, redujeron grosores de material de 180 cm a tan solo 100 cm.

A pesar de la notable capacidad de demolición, en todo momento se tuvo en cuenta la premisa de un trabajo sin vibraciones ni ruidos. Además, los equipos de pulverización de agua integrados lograron aglutinar todo el polvo y proteger la salud de los trabajadores.

A continuación, la nueva mordaza de hormigón CB 4500, con una mandíbula de aprox. 140 cm, se encargó de las paredes de la estructura del búnker debilitada. En cambio, para la demolición definitiva del suelo, se utilizó el martillo hidráulico HB 3100. Además, los productos Epiroc también volvieron a convencer en los trabajos de limpieza finales: la pulverizadora para excavadora BP 3050 R asumió la trituración de los escombros, mientras que el imán HM 2000 F se encargó de la clasificación profesional de los componentes de hierro.

Calidad impresionante y servicio técnico convincente

Este caso de demolición de búnker ha demostrado, sin duda, por qué los productos de Epiroc gozan de reconocimiento mundial en la industria de la construcción, y por qué sus accesorios especiales de fresado de alta calidad son mejores que los demás para esas tareas exigentes de demolición en zonas sensibles. El rendimiento, la fiabilidad y la calidad hablan por sí solos. El mantenimiento mínimo, los cambios rápidos de cincel y las picas de fresado con casquillos de desgaste reemplazables aumentan la vida útil y contribuyen a reducir los costes operativos.

No obstante, Epiroc ofrece un servicio técnico aún más completo: para la demolición del búnker subterráneo de Siegen, ayudó a la empresa Quast, entre otras cosas, en la inspección de la obra, en la selección de los equipos adecuados, y en la ejecución de los trabajos ofreciendo su personal y conocimientos en todo momento. Un proyecto de éxito para todas las partes implicadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *