Europa apuesta por medidas que sirvan para relanzar el sector de la construcción

Europa apuesta por medidas que sirvan para relanzar el sector de la construcción

Desde la Unión Europea (UE) se está apostando decididamente por un Impuesto sobre el Valor (IVA) ‘verde’ aplicado al sector de la construcción con el doble objetivo de incentivar la rehabilitación energética de las viviendas e impulsar la economía de la eurozona tras la crisis ocasionada por el coronavirus. Una medida que viene solicitando desde años la Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventas (ASEFAVE) al Gobierno de España y cuya idoneidad está ahora, a la vista de los posicionamientos que llegan desde Bruselas, refrendada por la propia UE.

En este sentido, diferentes Administraciones públicas autonómicas y locales están aplicando de forma descoordinada desgravaciones del 10% sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como apoyo a la sustitución de ventanas y la rehabilitación de viviendas, algo que, para ASEFAVE, está creando diferencias entre las diferentes regiones españolas. Es por ello que esta organización pide que se proceda a unificar criterios y medidas para que todo el país pueda beneficiarse de estas ventajas fiscales.

Un IVA ‘verde’

Partiendo de la base de que en la actualidad el sector está más focalizado en la rehabilitación de los hogares españoles, ASEFAVE propone la creación de un IVA ‘verde’ ligado a actuaciones de rehabilitación con criterios de sostenibilidad y economía circular. Una medida que ASEFAVE viene reclamando a las Administraciones públicas competentes y que, por ejemplo, en países de nuestro entorno ya se han implementado, como es el caso Francia con el Crédit d’impôt pour la transition énergétique (Cite). Además, Italia baraja en estos momentos bajar el IVA de forma general como medida para reactivar el consumo para los sectores más afectados por la pandemia.

En esta línea, ASEFAVE ve imprescindible la aplicación de un IVA ‘verde’ para lograr la transición hacia unos cerramientos energéticamente eficientes. Es por ello que, la asociación viene reclamando un tipo impositivo específico para estas acciones de rehabilitación en las viviendas españolas. Para ASEFAVE, este IVA ‘verde’ impulsaría de forma rápida el sector de la rehabilitación y contribuiría a la reconstrucción económica de nuestro país. Una medida que, para la asociación, es clave para alcanzar los objetivos de ahorro energético y de reducción de gases de efecto invernadero marcados por la Unión Europea y asumidos por España.

Desgravación fiscal

Por otra parte, ASEFAVE ha solicitado también en diferentes ocasiones ligar las actuaciones de rehabilitación a una desgravación fiscal a través del IRPF, con el objetivo de evitar la estacionalidad, ya que el usuario realizará la desgravación en el ejercicio fiscal posterior al año en que haya realizado el cambio de ventanas. De esta manera, mantienen las organizaciones sectoriales, se eliminan las puntas de trabajo y la espera del particular a convocatorias de subvenciones. En este sentido, hay que referirse de nuevo a Italia, país que ha apostado por esta medida de impulso a la rehabilitación energética, permitiendo una desgravación del 36% del importe de la actuación con un máximo de 48.000€ por vivienda.

Iniciativas estatales, autonómicas y municipales

En España, a escala autonómica, la Diputación Foral de Bizkaia ha presentado el Plan Renove Etxea, que también incluye una deducción fiscal transitoria del 10% por reformas en la vivienda habitual, lo que se suma al ‘Plan Renove de Ventanas’ lanzado en el País Vasco que contará con un presupuesto de 2,5 millones de euros. Otras comunidades autónomas como la Comunitat Valenciana y Castilla y León o ayuntamientos como el de Madrid o Bilbao, han sido protagonistas del lanzamiento de diferentes programas encaminados a la sustitución de ventanas y la rehabilitación de viviendas.

En este contexto, es especialmente esperanzador el anuncio realizado el pasado mes de junio por el Ejecutivo de un ‘macroplan’ de rehabilitación de viviendas con un presupuesto de 2.000 millones de euros. La meta de este programa es multiplicar por cuatro el número de pisos que se reforman al año en España, de forma que se alcancen los 120.000 anuales, frente a los 30.000 actuales que se reforman en la actualidad, con la meta puesta en la mejora de la habitabilidad y eficiencia energética de los hogares españoles con mayor antigüedad.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar