El Huerto de Lucas es un espacio rehabilitado siguiendo criterios arquitectónicos biosaludables y seleccionando materiales constructivos libres de tóxicos, convertido en un mercado orgánico en el madrileño barrio de Chueca.

Paula Rosales, arquitecta de More-Co, estudio responsable del proyecto explica que “desde el diseño arquitectónico, El Huerto de Lucas se ha diseñado para potenciar la salud y el bienestar, a través de los cinco sentidos. Es un espacio construido para personas que se cuidan y que cuidan de su entorno”.

En la rehabilitación de este local, que antes era una panificadora, se han aplicado criterios de  arquitectura biosaludable desde su diseño, con especial cuidado durante su construcción en el uso de materiales libres de tóxicos. Así,  para aislar los techos y además, proporcionar estética altamente atractiva, se han colocado paneles de fibra de madera Heraklith de Knauf Insulation porque son excelentes aislantes acústicos y térmicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *