El total del pedido tiene un valor de 3.300 millones de euros. La parte de Bombardier suma alrededor de 2.100 millones de euros, mientras que la de Alstom alcanza los 1.200 millones de euros. Estos nuevos trenes incrementarán la capacidad total de la red SNCB-NMBS, añadiendo 145.000 asientos adicionales.

El primer pedido en firme incluye el diseño y la fabricación de 445 coches, cuyas entregas se realizarán entre septiembre de 2018 y 2021. Está valorado en, aproximadamente, 1.300 millones de euros, de los cuales 787 millones de euros serán para Bombardier y 471 para Alstom.

El centro de Bombardier en Brujas (Bélgica), ofrecerá 65 coches motor y 290 coches remolque.

Por su parte, Alstom diseñará y construirá 90 coches motorizados con cabina de conducción en Valenciennes (Francia), con el apoyo de su centro de excelencia de sistemas eléctricos y de señalización situado en Charleroi (Bélgica). Además, desarrollará y producirá el sistema ERTMS de nivel 2, para equipar a la flota completa.

“Este contrato marco para casi 1.400 coches de dos pisos proporcionará a los ciudadanos belgas el más alto nivel de soluciones de movilidad modernas”, ha aformado Laurent Troger, presidente de Bombardier Transportation. “También confirma la confianza de SNBC-NMBS en los productos y la tecnología de Bombardier, fortaleciendo aún más nuestra relación a largo plazo”, ha añadido.

“Este pedido refleja claramente la fuerte confianza que SNCB-NMBS tiene en nuestros trenes de dos pisos y el elevado nivel de comodidad que ofrecen. Es también una muestra de que los vehículos son muy apreciados por los pasajeros y representan la respuesta idónea al creciente aumento de pasajeros”, ha manifestado Andreas Knitter, vicepresidente de Alstom Europa.

Estos trenes serán capaces de alcanzar velocidades de hasta 200 km/h y operarán en todas las líneas principales de Bélgica y en la transfronteriza con los Países Bajos y Luxemburgo, incluyendo algunas líneas de alta velocidad. El concepto M7 se basa en los coches de dos pisos M6, de los cuales 492 fueron entregados por este consorcio Bombardier–Alstom. Asimismo, el interior de los coches ha sido rediseñado, y el cliente lo ha validado tras la consulta a más de 200 representantes de diferentes grupos de usuarios.

Los coches M7 son totalmente flexibles, pudiendo funcionar como unidades completas M7 (EMU), o compuestos por una locomotora más coches de pasajeros de doble piso M7 y M6. Finalmente, un sistema de diagnóstico predictivo mejorará el mantenimiento preventivo y reducirá los costes del ciclo de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *