Drones y movilidad en el 3º Workshop AECLab: “Thinking of mobility. Thinking on the road”

Drones y movilidad en el 3º Workshop AECLab: “Thinking of mobility. Thinking on the road”

Dentro del 3º Workshop AECLab: “Thinking of mobility. Thinking on the road”, celebrado el pasado 5 de abril, en la sede de SISTEM S.A.,  ha tenido lugar la Mesa Redonda DRONES FOR GOOD, sobre movilidad y drones. La Asociación Española de la Carretera se pone al frente de la definición del futuro modelo de movilidad, con la carretera como eje en tanto que Servicio Público esencial, generando para ello propuestas innovadoras, imaginativas y socialmente responsables que contribuyan a consolidar el liderazgo viario como modo de transporte.

En primer lugar, Francisco Alonso, director del INTRAS y director de la Cátedra SISTEM, ha intervenido realizando una pequeña reflexión sobre los problemas en el sistema actual de control y gestión del tráfico, clave para saber cómo solucionarlos, bajo el título “Deficiencias y limitaciones de los sistemas actuales en la gestión de la movilidad y la seguridad vial”.

Así, ha hablado de las limitaciones del sistema actual de gestión y control del tráfico, centrándose en el comportamiento humano, los tramos de concentración de accidentes y puntos negros, así como la relación entre seguridad vial y movilidad.

De este modo, para analizar esta gestión y la seguridad vial hay que tener en cuenta una serie de factores:

  • Existe un gran parque de vehículos.
  • Existe una red viaria muy extensa con características muy distintas (sensorizadas y no sensorizadas).
  • Se dan un gran número de desplazamientos.
  • Se producen demasiados accidentes de tráfico.
  • Existen múltiples administraciones con competencias en este ámbito.

¿Qué provocarían estas claves? Tal y como ha explicado Alonso, el control se ve dificultado y el conocimiento es deficitario. Además, la evaluación de las medidas y contramedidas se hace complicada porque es difícil el feedback inmediato sobre las intervenciones puestas en marcha. También, la gestión demanda una respuesta operativa en tiempo real y es primordial una coordinación de las administraciones.

En cuanto a las limitaciones para mejorar el sistema actual, por un lado, Francisco Alonso ha detallado que hay altos costes de inversión, limitaciones presupuestarias y, debido a las dos anteriores, una baja rentabilidad de la instalación de algunos sistemas. Igualmente, existe una limitación geográfica y espacial, y una incapacidad para atender a fenómenos cambiantes.

Respecto a las sanciones, Alonso ha destacado en su intervención que el conductor no modifica su comportamiento, sino que evita que le sancionen, a menos de que su comportamiento sea muy vigilado.

Los TCA y puntos negros son otros de los factores que ha analizado durante esta mesa redonda. Según ha manifestado, hay que investigarlos y es necesario otro tipo de herramientas para ello; concretamente, los sistemas fijos no son necesarios, debido a la migración del accidente, y la evaluación de las medidas y las contramedidas se hace imprescindible.

La distribución temporal y la relación entre la movilidad y la seguridad vial “es absolutamente íntima”. Alonso ha señalado que “los fenómenos no podemos considerarlos de forma aislada”.

Seguidamente, el “Uso de drones para el control y gestión del tráfico” ha sido a cargo de Rubén López Segovia, jefe de la Unidad de Helicópteros de la Dirección General de Tráfico. El mismo ha afirmado que “los drones pueden revelarse como un medio efectivo de vigilancia y de regulación de tráfico”. Algunas de las actividades anteriormente realizadas por drones, ahora estarían copadas por drones.

López Segovia ha expuesto el Plan de Medios Aéreos que han establecido, cuyos objetivos son, además de garantizar la transición, la reducción de costes y las mejoras del servicio. Actualmente, cuentan con un escenario de 15 helicópteros, aunque en un futuro apuestan por los RPAS y reducir el número de los otros efectivos. Al hilo de este Plan Estratégico, han establecido un Plan Director de introducción paulatina-progresiva, establecida en varias fases. En este momento, se encuentran en la tercera de ellas: el Despliegue, que implica, entre otros, la dotación de personas, determinar las carreteras a vigilar, así como las carencias de cobertura.

Algunas de las actividades que desarrollan los medios aéreos de la DGT, son: seguridad vial y movilidad, evidencias para la tramitación de expedientes sancionadores, operaciones especiales, divulgación y difusión de imágenes, y transmisión de imágenes.

El Nuevo Real Decreto les permite una cierta flexibilidad para usar drones destinados a la vigilancia del tráfico. También, se encuentran trabajando con Fomento para establecer segregación del espacio aéreo.

Daniel Bayón, CEO y fundador de Juguetrónica, ha intervenido con “Drones: del juguete al servicio público y privado”, haciendo un breve repaso por la evolución de los drones, desde aquellos de grandes dimensiones para incorporar cámaras de alta calidad, hasta los drones profesionales actuales, con sistemas híbridos y hasta 5 horas de autonomía.

Del mismo modo, ha explicado el software de reconocimiento que están finalizando, el cual está enfocado, principalmente, a salvamento marítimo. El socorrista cuenta con una pantalla en la que ve la imagen en tiempo real, con una cámara que se puede mover para dirigirla diferentes ángulos. Localiza el problema de forma visual y, en la pantalla señala el lugar en el que ocurre el suceso. El dron despega y va al punto, de forma totalmente autónoma,  donde la persona se está ahogando,  donde suelta el chaleco salvavidas para poder socorrer a esta persona. Asimismo, se queda posicionado sobre esta persona para que el socorrista lo identifique.

Este software de reconocimiento de imagen tiene doble capacidad: por un lado ubica, a partir de la imagen de una cámara, en un plano tridimensional, qué posición GPS tiene esa persona; por otro lado, puede terminar de encontrar a esa persona, la cual puede haberse movido.

Además, están trabajando en su adaptación para detección de movimientos de vehículos con comportamientos fuera de lo normal.

La última intervención en esta mesa redonda, DRONES FOR GOOD, ha sido a cargo de Alberto de Laorden, director de Ingeniería de SISTEM, acerca del “Uso de drones para la gestión y el mantenimiento de infraestructuras”.

Alberto de Laorden ha dividido el mantenimiento en cuatro posibles aplicaciones:

  • Cartográficas: que se apoyan en la fotogrametría. La tecnología ha permitido que los sensores tengan un tamaño suficientemente pequeño para que puedan ser transportadas por estos sistemas. Con el dron, equipado con el sensor correspondiente, se obtiene una nube de puntos con los cuales se generan los modelos digitales.
  • Gestión de proyectos y obras: actualmente, se están desarrollando proyectos para realizar las labores mediantes UAVs de ala fija, con los que pueden alcanzarse autonomías de varias horas. Por este motivo, serían ideales para trabajos con grandes extensiones de terreno.
  • Inventarios: En base a su menor coste, pueden realizarse toma de datos recurrentes que, por técnicas de análisis de imagen pueden detectar de forma automática modificaciones en el estado de los equipos.
  • Mantenimiento de infraestructuras: el uso de UAVs permite hacer de forma sistemática, precisa, rápida y económica inspecciones remotas de estructuras en puntos de acceso difícil; verificación del estado de taludes, firmes, marcas viales, de la visibilidad de la señalización, o localización e información de desprendimientos.

Por último, Alberto de Laorden ha presentado MILVUS. Se trata de un sistema de ala fija de reducido coste de ciclo de vida y altas prestaciones técnicas, fácilmente desplegable, fruto de la colaboración entre THALES y SISTEM.

Drones y movilidad en el 3º Workshop AECLab: “Thinking of mobility. Thinking on the road”

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar