Utilización de drones para casos legales y administrativos

Utilización de drones para casos legales y administrativos

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 65)
Efrén Díaz Díaz; Abogado y Asociado Senior del Bufete Mas & Calvet. Especialista en Derecho Administrativo, Tecnológico y Geoespacial

El presente análisis plantea el estudio sistemático de la situación de legalidad de los drones o aeronaves pilotadas por control remoto, RPAS, por sus siglas en inglés, y su posible aplicación legal como ayuda en la tramitación y resolución de diversos casos jurídicos en el ámbito civil, administrativo, penal e, incluso, fiscal, entre otros. Asimismo, las propuestas han sido válidas en un caso real de tipología catastral y registral, cuya exposición y resolución se incluye como ejemplo de toda la metodología seguida y de las innovaciones alcanzadas. Se ejemplifica todo lo propuesto mediante un interesante y práctico caso real de coordinación topográfica, catastral y registral. En él se incluye no sólo los antecedentes de hecho, sino también las referencias legales y las técnicas concretas (RPAS) para su resolución.

1.Enfoque

La utilización de drones o aeronaves pilotadas por control remoto (RPAS) en expedientes legales es una necesidad actual por razones de calidad y precisión de la información y de los datos obtenidos en vuelo. Las áreas legales que requieren la utilización de drones son muy variadas. Comprenden desde reclamaciones civiles por daños y perjuicios causados a personas y bienes, causas penales donde la representación de lo acontecido sea determinante para atribuir responsabilidades criminales, gestión de situaciones de emergencia, hasta procedimientos administrativos de deslindes, de coordinación catastral y registral de inmuebles.

2.Aplicaciones legales prácticas

La aplicación práctica del Derecho, que alcanza cada vez más a los proyectos tecnológicos, puede precisar la utilización de RPAS para preparar y documentar de mejor modo expedientes extrajudiciales, los cuales son tan diversos como las materias en las que las Administraciones Públicas son competentes, así como también asuntos judiciales de muy diversa índole.

3.Un caso real de coordinación catastral y registral

3.1.El caso

El problema de la empresa propietaria de unos terrenos surge por la discrepancia entre la superficie y linderos comprados y los que figuran en el Catastro inmobiliario y en el Registro de la Propiedad. La superficie real de la propiedad no correspondía, en más del doble, con la catastral georreferenciada y los linderos físicos reales discrepaba con la descripción registral literaria y no actualizada. Esta situación, desafortunadamente habitual en numerosas propiedades en España, planteaba un mayor conflicto jurídico, al menos en dos aspectos adicionales: por un lado, imposibilitaba la correcta liquidación de los tributos locales sobre la propiedad y, por otro, provocaba la denegación de las ayudas de la Política Agraria Común de la Unión Europea por falta de correlación entre la realidad física de la propiedad y la representación gráfica y descriptiva en las diversas instancias (Catastro, Registro de la Propiedad, Administración Local y de Agricultura), además del riesgo potencial de sanciones y requerimientos por incumplimiento de requisitos en las declaraciones oficiales de la superficie de la propiedad.

3.2.Objetivo

Cuestión a resolver. Este caso planteaba un objetivo claro: coordinar las superficies topográfica, catastral y registral de los terrenos de la propiedad. Sin embargo, las circunstancias particulares condicionaban enormemente el enfoque y la ejecución de la solución, pues los trámites previamente realizados no habían contribuido a ese fin, la colaboración inicial de los propietarios colindantes resultaba difícil, cuando no inviable, y los errores en las mediciones efectuadas distorsionaban la correcta comprensión del problema y la concreción de su efectivo alcance. En este complejo contexto, la cuestión a resolver presentaba dos dimensiones:

a) Una dimensión técnica, que precisaba disponer de información espacial de los terrenos, de suficiente calidad y precisión, al menos superior a la generada por las Administraciones competentes para ofrecer una respuesta consistente.

b) Una dimensión jurídica, donde resultaba indispensable clarificar los diversos procedimientos administrativos en trámite, para lo cual precisamente era fundamental aclarar y conocer las superficies y circunstancias físicas y jurídicas discrepantes.

c) Estrategia del abogado y técnicos intervinientes.

3.3.Posibilidades de trabajo

Una primera línea de solución era proseguir los trámites jurídicos con la información y documentación disponible hasta entonces, concretamente:

  1. La escritura de propiedad de los terrenos con una insuficiente descripción literaria.
  2. La información gráfica y descriptiva catastral, pero incorrecta.
  3. La certificación registral de los diversos bienes inmuebles. La fuente de estos antecedentes era principalmente administrativa, pero sin una previa comprobación practicada sobre la realidad física, obsoleta, imprecisa y nula o escasamente interoperable tecnológicamente.

A la vista de esta situación, una vez analizados los aspectos técnicos y jurídicos del problema, nos resultaba clara la necesidad de obtener una representación física correcta y actualizada, con alta precisión, de los terrenos e inmuebles afectados, dada la diversa escala de los errores detectados, unos de muy amplia superficie y otros muy singulares. A partir de aquí, entendíamos que podíamos fijar con certeza la realidad topográfica objeto de las posteriores actuaciones jurídicas. Aunque presentaba el inconveniente, altamente crítico, de obviar los diversos trámites en curso y generar contradicciones, buscábamos la ventaja añadida de disponer de una información verdadera, fiable, rigurosa y, sobre todo, interoperable técnica y jurídicamente que pudiera ser entendida y fácilmente procesada por cualquier agente técnico y operador jurídico. En definitiva, previa información al cliente de las mayores ventajas de esta segunda vía, quedó aprobada y con autorización para obtener y disponer de la geoinformación necesaria de los terrenos de la propiedad y, a partir de este punto inicial, diseñar y tramitar posteriormente los correspondientes procedimientos administrativos.

3.4.Eficiencia jurídica, reducción de tiempos y costes, optimización de la interoperabilidad jurídica de la geoinformación

La decisión de generar la geoinformación por medios propios y de disponer de las bases gráficas necesarias, como «representación gráfica georreferenciada alternativa», comportaba estudiar la manera jurídicamente más eficiente y, en lo posible, con la máxima reducción de costes para alcanzar el resultado requerido.

A la hora de adoptar esa decisión, previamente era indispensable discriminar los medios y recursos técnicos a emplear . Subsanar por cauces legales los graves errores producidos exigía un grado de precisión y fiabilidad definitivo, no cuestionable técnicamente, para poder superar la situación equívoca previa y para reflejar de forma correcta la nueva situación.

Después de estudiar los medios clásicos de medición y tras consultar a diversos profesionales y técnicos en la materia, la ejecución de un levantamiento topográfico convencional, fundamentalmente a través de un trabajo de campo y la entrega de un informe en formato papel, no ofrecía garantías para una representación gráfica de calidad, precisión e interoperabilidad suficientes para comunicarla al Catastro inmobiliario a través de la nueva Sede Electrónica Catastral y, posteriormente, al Registro de la Propiedad. Adicionalmente, el elevado coste del trabajo de campo a realizar , debido a la extensión de la superficie de los terrenos a medir y representar , cercana al millón de metros cuadrados, hacía inviable el necesario equilibrio entre duración, costes y resultados jurídicos.

Por consiguiente, descartado el modo tradicional, estudiamos la viabilidad de un trabajo técnico y topográfico realizado con drones o RPAS, con un minucioso análisis del diseño y planificación de la solución técnico-jurídica, que seguidamente se expone, para lograr la mayor eficiencia jurídica, la máxima reducción de tiempos y costes, así como la optimización de la interoperabilidad jurídica de la geoinformación para los necesarios trámites catastrales y registrales.

3.5.Diseño y planificación de la solución técnico-jurídica

Una vez estudiado el servicio de estudio topográfico, se precisaba una solución técnica consistente para alcanzar tres objetivos:

  1. La identificación de las superficies y linderos sobre ortofotografía con tecnología a bordo de RPAS.
  2. Su posterior visualización en un geoportal compartido.
  3. La necesaria exportación a ficheros GML (Geographic Markup Language), para tener plena interoperabilidad jurídica con la geoinformación catastral y, en su caso, registral, incluso si fuera precisa su posterior aportación en sede judicial como medio de prueba.

El diseño de esta solución técnico-jurídica requería el trabajo colaborativo entre los Abogados del Bufete Mas y Calvet, especializados en la materia y responsables de la dirección jurídica del asunto, y HEMAV , que cuenta con los técnicos cualificados para la realización de vuelo y de la consiguiente carga de los datos y metadatos espaciales para la visualización y posterior intercambio y accesibilidad de la geoinformación para fines administrativos, catastrales y registrales.

Reunidos los Técnicos y Abogados, era necesario planificar los diversos trabajos jurídicos, topográficos y operaciones de vuelo, consistentes principalmente en los siguientes:

  1. Estudio de seguridad y espacio aéreo (cercanía de aeródromo de emergencias, etc.).
  2. Colocación de puntos georreferenciados mediante técnicas GPS de doble frecuencia, materializados con elementos permanentes («dianas»).
  3. Planificación y vuelo fotogramétrico digital con resolución GSD (Ground Sample Distance, tamaño de pixel del suelo) de 2,5 a 3 centímetros, necesario para la calidad de las actuaciones jurídicas catastrales.
  4. Levantamiento fotogramétrico de los terrenos de la propiedad, con inclusión de las zonas colindantes estrictamente necesarias, con una superficie total superior a las 75 hectáreas.
  5. Elaboración de ortofotografía y Modelo Digital del Terreno.
  6. Superposición de imágenes para el estudio de la coordinación catastral y registral.

3.6.Objeto y alcance técnico del levantamiento fotogramétrico

El alcance de las operaciones contemplaba los vuelos mediante RPAS multicópteros, en lugar de ala fija por razones de los trabajos a realizar , para la obtención simultánea de nubes de puntos y ortofotografía RGB, a una cota de 80 metros sobre el suelo.

En particular, se estableció que el grado de error máximo en los productos finales fueran los siguientes:

a) error relativo GSD ≤0,05 metros;

b) obtención de puntos con una densidad de 15 a 20 puntos por metro cuadrado y con asignación de RGB,

c) generación de ortofotos con resolución de < 10 cm, y

d) generación del modelo digital del terreno y curvado con curvas cada 0,5 metros de longitud.

4.Planificación de vuelos

4.1.Planificación

La planificación de los vuelos se basó en el diseño de las pasadas sobre la zona objeto de estudio, teniendo en cuenta los solapes óptimos, así como la orografía del terreno para preservar en todo momento la escala de las fotos y poder cumplir con los requisitos mínimos de representación de calidad.

Los fotogramas obtenidos durante el vuelo, con georreferenciación del centro óptico de cada imagen, se descomprimirían y organizarían según las pasadas de vuelo. En el caso de observar variaciones sustanciales entre fotogramas de la misma zona, se procesaría la información para homogeneizar el conjunto mediante las técnicas que ofrece la fotografía digital.

Para el proyecto se planificó un vuelo de 20 pasadas realizadas mediante 6 vuelos distribuidos de la siguiente forma:

Utilización de drones para casos legales y administrativos

Figura 1: Gráfico de vuelo con las seis pasadas diferenciadas.

Se obtuvieron 410 fotografías al planificar el vuelo a 80 metros desde el suelo, teniendo en cuenta que en cada vuelo se partía de un sitio distinto para poder volar toda la zona, debido a que presentaba un gran desnivel.

El recubrimiento establecido para el vuelo fue de un 80% longitudinal y un 60% transversal. En algunos casos se observan solapes entre vuelos provocados por los cambios de altura del vuelo que se realizaban con la finalidad de mantener una resolución homogénea.

La cámara que se utilizó para la operación fue la SONY ALPHA 7RII con focal fija de 15mm.

Utilización de drones para casos legales y administrativos

4.2.Apoyo en tierra

Para alcanzar las precisiones finales del proyecto fotogramétrico, resultaba necesario contar con puntos de apoyo fijo en el terreno. La elección del número de puntos y su posición quedaba fuertemente condicionada por otros procesos que, combinados, permiten que este apoyo se reduzca al mínimo. Finalmente quedaron fijadas unas cinco zonas principales. En este caso se dio un apoyo en campo de 13 puntos con un GPS bifrecuencia y método RTK (Real Time Kinematic). Estos puntos se preseñalizaron antes del vuelo fotogramétrico. Los 13 puntos de apoyo se distribuyeron por toda la zona exterior del ámbito de trabajo y repartidos en la parte central. Esos puntos fueron dados en el suelo preferiblemente en zonas despejadas de árboles para tener una mejor señal de GPS así como una mejor solución de las ambigüedades de este.

Utilización de drones para casos legales y administrativos

Figura 2: Distribución de los puntos de apoyo.

La posición se obtuvo por técnicas de observación GNSS, sea en modo estático rápido o con aplicación de correcciones en tiempo real GPRS con estaciones permanentes en un radio inferior a los 30 kilómetros.

Esta precisión es suficiente para el tamaño de píxel de cinco centímetros, lo cual implica un reconocimiento de formas de objetos mayores a esa cantidad.

4.3.Aerotringulación automática

La aerotriangulación automática sustituye con ventaja al proceso clásico, obteniendo cientos de puntos por fotograma, muchos de los cuales se miden en varios fotogramas. Posteriormente se lleva a cabo una optimización del número de puntos hasta alcanzar una cifra alrededor de 100 puntos por fotograma, a través de la selección de los mejores entre todos los medidos.

La orientación de las imágenes se procesó con el Sotware de Photoscan v. 1.3.0 introduciendo las 410 imágenes de los 6 vuelos junto con las coordenadas de los centros de proyección calculados previamente gracias al sistema GPS con el que cuenta el RPAS. La precisión de estos datos GPS no es de suficiente calidad. Por eso es necesario el apoyo de campo. A los centros de proyección se les asignó una precisión de 10 metros (precisión del GPS embarcado).

Para ajustar bien la aerotriangulación se midieron los puntos de apoyo en todas las fotografías en las que se podía ver alguno de ellos, exceptuando aquellas imágenes que tenían el punto de apoyo en los bordes, esos se dejaban sin medir para no introducir las distorsiones que hay en los extremos de las fotografías.

Utilización de drones para casos legales y administrativos

Figura 3: Ejemplo de la marca para la medición de los puntos de apoyo en las imágenes.

Tras un proceso de depuración de las medidas realizadas se da por finalizada obteniendo unos errores de:

Utilización de drones para casos legales y administrativos

4.4.Generación de nube de puntos, MDS Y DTM

A partir de la orientación depurada y comprobada, se densificó la nube de la aerotriangulación para disponer una nube de puntos con un mayor número de puntos en la zona.

Esa nube de puntos fue la base de la triangulación para generar el MDS (Modelo Digital de Superficie) en el que se muestra la información de todos los elementos que se encontraban en el terreno en el momento de los vuelos, desde árboles o muros, hasta coches, casas, etc.

El MDT (Modelo Digital del Terreno) se obtiene a partir del filtrado y clasificación del MDS (Modelo Digital de Superficie). El MDT es necesario para generar correctamente un fichero con el dibujo de las curvas de nivel del terreno. La clasificación de puntos es un trabajo en gran parte automático, pero que requiere de una depuración final y control de calidad por parte de un operador con experiencia, para validar los resultados obtenidos.

Utilización de drones para casos legales y administrativos

Figura 4: Clasificación de los puntos terreno y no-terreno.

4.5.Generación de ortofotos y restitución

La rectificación de los fotogramas con las orientaciones externas y parámetros de cámara obtenidos del ajuste es un procesado necesario y, posteriormente se genera la propia ortofoto, sobre la que se puede restituir si es necesario, así como sobre el propio modelo 3D.

La ortofoto se realizó proyectando cada una de las imágenes al MDS (de esta forma se obtiene una ortofoto verdadera o “Treu Ortho”) y cortando por las “seamlines”, en un proceso automático que realiza el software de proceso, para escoger en cada momento la fotografía adecuada (aquella más cenital o que produce menos deformaciones). Una vez generada la ortofoto se realiza un control de calidad para detectar posibles defectos y proceder a solucionarlos.

Utilización de drones para casos legales y administrativos

Figura 5: Gráfico de las seamlines utilizadas para la ortofoto.

4.6.Documentación a entregar

Una vez concluida la recopilación de datos procesado y editado se ha generado la siguiente documentación:

Utilización de drones para casos legales y administrativos

5.Visualización interoperable

Una vez capturada desde el RPAS, la información espacial realizados los trabajos de procesamiento digital, la necesidad de asegurar la interoperabilidad jurídica de la geoinformación, facilitando el acceso y procesamiento a técnicos y jurídicos, incluidos los catastrales y registrales, requería una plataforma de visualización común.

Conceptualizado así, se decidió elegir una plataforma o geoportal que satisficiera, al menos, los siguientes tres requisitos:

  1. la visualización de la geoinformación obtenida sobre diversas capas geográficas, principalmente de las ortofotografías oficiales del Plan Nacional de Ortofotografía Aérea;
  2. la disponibilidad de recursos gráficos y geográficos para realizar mediciones, análisis, comparaciones, etc., de la situación actual y de la histórica preexistente, como medio riguroso de detección y representación de los errores; y
  3. la generación de nuevas imágenes georreferenciadas, ficheros en formato GML y DXF, mapas y polilíneas exportables de modo interoperable, etc., con acceso en línea seguro y confidencial, con usuario y contraseña individualizada por usuario.

De este modo, una vez completado el procesamiento de los datos del vuelo, la plataforma de visualización compartida posibilita los siguientes aspectos:

  1. Inclusión de Cartografía de los Organismos públicos interesados.
  2. Ortofotografía resultante GSD
  3. Digitalización de los linderos sobre la Ortofotografía.
  4. Datos de la medición en formato DXF y GML conforme a las normas técnicas de la Directiva INSPIRE13.
  5. Carácter métrico para poder realizar mediciones sobre las ortofotografías.
  6. Ortofotografías cubriendo toda la zona de interés.
  7. Modelo digital del terreno en 3D para visualización y medición sobre el propio modelo.

6.Pretensión jurídica del caso

La pretensión jurídica del caso estudiado exigía llevar a cabo, como se ha adelantado, la coordinación jurídica previa la clarificación de la situación topográfica real y efectiva, tanto de la superficie y linderos físicos, como de la descripción de los terrenos incluidos en la descripción registral.

Algo aparentemente tan simple resultaba difícil y complejo debido a la grave discordancia producida en un triple plano, el físico, el catastral y el registral.

Por razones de rigor y sistemática, quedaban fuera del objetivo a lograr las cuestiones de orden fiscal o tributario, así como las relacionadas a las valoraciones y usos catastrales.

7.Innovaciones jurídicas

7.1.Utilización de geoinformación desde RPAS para expedientes jurídicos

El caso de éxito expuesto ha permitido corroborar el valor añadido que posee la geoinformación obtenida desde RPAS, por su mayor precisión, rigor y calidad técnica. Estas propiedades redundan en la mayor fiabilidad y seguridad jurídica para la solución de situaciones de discrepancias físicas, catastrales y jurídicas.

A partir de esta experiencia profesional en casos reales, contrastada con la aplicación a otros supuestos favorablemente resueltos, podemos concluir y destacar con alcance general la importancia del principio de interoperabilidad jurídica de la geoinformación que formulamos en el año 2012.

7.2.Validación gráfica real con RPAS

La tramitación jurídica de expedientes sobre inmuebles no puede ser ciega ni ajena a su concreta realidad física. El conocimiento preciso de los terrenos y construcciones que, en cada caso particular, son objeto de intervención es condición necesaria para el éxito de la oportuna tramitación jurídica. Esta clara afirmación no es una obviedad ni siempre resulta evidente en la práctica, puesto que, quizá con demasiada frecuencia, los operadores jurídicos desconocen las peculiaridades de los bienes inmuebles a que afecta la concreta tramitación jurídica.

Por esta importante razón, la efectiva validación gráfica de los bienes y, en este ámbito específico mediante la utilización de tecnología RPAS, posibilita reducir el margen de error en decisiones geoestratégicas, aumentar la fiabilidad de las descripciones, definir con precisión cuestiones técnicas, y jurídicamente relevantes, como los linderos y superficies, así como delimitar con claridad los inmuebles singulares sobre los que se constituyen los diversos derechos reales de propiedad, usufructo y posesión.

7.3.Coordinación técnica y jurídica previa para expedientes jurídicos

El carácter multidisciplinar de la geoinformación, su accesibilidad e interoperabilidad, provocan la necesaria coordinación de los técnicos y juristas implicados en los trabajos jurídicos.

En virtud del principio de interoperabilidad jurídica de la geoinformación, el intercambio de datos y metadatos geoespaciales con una finalidad estrictamente jurídica conduce a la coordinación «por defecto» («by default») de técnicos y juristas.

Asimismo, en razón de la misma interoperabilidad, la tramitación de los expedientes jurídicos con componentes geoespaciales en los cuales los RPAS ejercen una función significativa, comporta la coordinación «desde el diseño» («by design»), de modo que la infraestructura técnica constituye un aspecto clave en el diseño y planteamiento de las soluciones jurídicas.

7.4.Nueva sistemática jurídica: de la realidad física a la descripción catastral y luego registral

Hasta la reforma legislativa de la Ley 13/2015, el modo tradicional de abordar la realidad inmobiliaria, podría resumirse en la siguiente secuencia temporal o procedimental: 1º) realidad registral, 2º) realidad catastral, en su caso y si existe, y 3º) realidad física, también denominada «extrarregistral».

A partir de la Ley 13/2015, la anterior secuencia ha sido modificada y se ha invertido el orden gracias a la posibilidad y necesidad de la previa representación georreferenciada de la realidad, de una realidad que es sobre todo la «realidad física» concreta de las parcelas catastrales o fincas registrales. Por ello, la innovación más significativa que se ha producido en este aspecto es la que da lugar a esta nueva secuencia de trabajo, en la cual los RPAS tendrán mucho que hacer: 1º) la realidad física y topográfica, representada mediante 2º) la realidad catastral georreferenciada y además coordinada con 3º) la realidad registral debidamente actualizada, no sólo literal sino también descriptiva y gráfica con base cartográfica catastral.

8. Conclusión

Entre las principales innovaciones jurídicas tras la utilización de RPAS cabe destacar la agilización en la gestión de los expedientes, la reducción de costes innecesarios, económicos y de intercambio de información y accesibilidad a fuentes comunes, así como la optimización de las actuaciones a realizar por los juristas a partir de la información geoespacial previa.

En el ámbito catastral y registral, la innovación más significativa derivada del uso de geoinformación desde RPAS se refiere a esta nueva secuencia de trabajo: 1º) la realidad física y topográfica, representada mediante 2º) la realidad catastral georrefernciada y además coordinada con 3º) la realidad regsitral debidamente actualizada, literal y también descriptiva y gráfica con base cartográfica catastral.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar