CRAS: Un método para cada material

(Artículo publicado en la Revista Obras Urbanas número 69)

En ocasiones, la dificultad de un trabajo de demolición radica en que la vida tiene que continuar mientras la roca o el hormigón son reducidos a pequeños fragmentos que puedan fácilmente ser retirados. Es el caso de las demoliciones que se realizan cerca de carreteras, como el proyecto del que mostramos imágenes.

Se trata de la ampliación de una carretera en terreno de montaña. El tráfico en la zona no puede cortarse, de manera que el vaciado en el lateral de la vía existente, muy pegado a la calzada actual, no puede ser eliminado usando explosivos o maquinaria pesada. La forma de realizar la demolición con el CRAS requiere de maquinaria ligera, manipulaciones sencillas y un tiempo entre 24 y 48 horas. En todo el proceso, la afectación al tráfico es mínima.

CRAS: Un método para cada material

La perforación para realizar los orificios en los que se vierte posteriormente el mortero se realiza con una máquina perforadora que ocupa el margen de la calzada.

CRAS: Un método para cada material

Durante unas horas, las personas que pasan por la carretera se encuentran con lo que parece una especie vegetal extraña, a primera vista una especie de lechuga de hoja negra. Se trata de la parte superior de la bolsa de plástico en la que se vierte el mortero en cada orificio, y que lo contiene mientras la reacción de hidratación se desarrolla y genera la fuerza de expansión que acaba por romper la roca.

El tiempo de rotura depende de la temperatura. Kayati propone varias modalidades de CRAS para distintas latitudes y, en consecuencia, distintas temperaturas de trabajo.

Esta variedad, unida a la versatilidad del producto, convierten al CRAS en un producto universal, que puede resolver todas las necesidades de demolición. En el caso que nos ocupa, la demolición se ha llevado a cabo con el producto CRAS Verde, adecuado para su uso en la mayor parte de las situaciones. Se trata de un auténtico “amigo del demoledor”, que garantiza la rotura en un tiempo óptimo sin riesgo de proyección de escombros ni afectación al medio ambiente.

Estas características del CRAS son apreciadas en más de ochenta países en cuatro continentes, lo que convierten al producto fabricado por Kayati SL en un auténtico caso de éxito global.

CRAS: Un método para cada material

Las empresas que deban de realizar algún tipo de demolición de roca, hormigón u otro elemento pueden aprovechar la experiencia de Kayati SL en esta clase de proyectos, o pueden recurrir al servicio integral de demolición que ofrece la empresa alavesa a través de firmas colaboradoras en diversas partes del mundo, que se encargan de realizar la demolición presupuestando en función del metro cúbico demolido.

CRAS: Un método para cada material

En definitiva, la propuesta que ofrece Kayati SL a través del CRAS a sus clientes es la tranquilidad de la experiencia y el servicio que dan más de 25 años de presencia en el mercado y de una constante mejora en el producto, lo que se traduce en demoliciones realizadas de manera satisfactoria y en clientes satisfechos.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar