Segunda edición del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón

Segunda edición del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón

Mapei se suma a la difusión de la segunda edición del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón, promovido por la Fundación Eduardo Torroja y la Plataforma Tecnológica del Hormigón, entidad de la que la Asociación Nacional de Fabricantes de Aditivos para Hormigón y Mortero (ANFAH), que preside Francesc Busquets, CEO y director general Mapei Spain, miembro fundador.

El premio de la segunda edición del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón consistirá en la inscripción del ganador en el Concrete Design Master Class on Tactility 2018 sobre diseño y arquitectura en hormigón, un evento que se celebrará en Bruselas el próximo mes de septiembre. La fecha límite para la recepción de solicitudes será el viernes 31 de mayo de 2018. Asimismo, el fallo del jurado se anunciará antes del 15 de junio.

El objetivo de la segunda edición del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón es la divulgación y el fomento de la construcción sostenible de calidad, así como el reconocimiento de los estudiantes y los jóvenes profesionales que están trabajando en esta dirección.

Podrán optar a estos premios todos los estudiantes de grado y máster de Arquitectura, Arquitectura Técnica, así como de Ingeniería o Ingeniería Técnica relacionados con el hormigón, la construcción sostenible y la eficiencia energética en la edificación. De la misma manera, podrán optar al premio los jóvenes profesionales con alguna de las titulaciones previamente citadas que ejerzan su profesión en el campo de la sostenibilidad en construcción, cuya fecha de nacimiento sea posterior al 1 de enero de 1988.

Requisitos del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón

Los candidatos al Premio deberán diseñar un edificio residencial de hormigón de baja demanda energética de climatización (calefacción y refrigeración). El tamaño y tipología del edificio es indiferente, a elección del candidato y pudiéndose tratar de un edificio en altura, de una vivienda individual o de viviendas adosadas y/o pareadas. El candidato deberá especificar, sin embargo, el emplazamiento del edificio con el objetivo de determinar la zona climática de acuerdo al CTE, la orientación, la solución constructiva de la envolvente del edificio para cada una de sus fachadas, el grado de compacidad y cualquier otra variable que considere relevante en su comportamiento energético. Adicionalmente, el candidato debe hacer uso en su diseño de la inercia térmica del hormigón para reducir la demanda energética de climatización del edificio.

Cabe señalar que el diseño del candidato debe ser estrictamente cualitativo, sin necesidad de aportar ningún tipo de cálculo sobre la demanda o consumo energético del edificio, simplemente describiendo la solución constructiva y su comportamiento térmico. El objetivo es que el candidato explique conceptualmente el diseño del edificio y su comportamiento energético, en especial, la utilización de la inercia térmica del hormigón.

Jurado

El jurado de la segunda edición del Premio a la Construcción Sostenible en Hormigón estará formado por profesionales de prestigio del ámbito de la construcción sostenible. Así, José Antonio Torroja, presidente de la Fundación Eduardo Torroja, ejercerá de presidente del jurado, mientras Aniceto Zaragoza, presidente de la Plataforma Tecnológica Española del Hormigón, actuará como vicepresidente y portavoz. Por su parte, Pepa Casinello, profesora de la ETS de Arquitectura de Madrid, será la secretaria del jurado, cuyos vocales serán Rafael Fernández Sánchez, secretario de la Fundación Eduardo Torroja; Benjamín Martínez, de ANEFHOP; Sonia Fernández, directora general de ANDECE; César Bartolomé, director del Área de Innovación de IECA; César Luaces, director general de la FdA, e Ignasi Jarauta, secretario de ANFAH.

Las variables que valorará el jurado y que deben ser aportadas por los candidatos son la coherencia entre la solución constructiva propuesta y el comportamiento energético descrito; la demanda de climatización del edificio que se espera alcanzar con la solución propuesta y viabilidad de alcanzarla con el diseño propuesto; la compatibilidad de las energías renovables con el diseño propuesto y con la activación de los elementos masivos de hormigón, así como de los sistemas naturales de climatización (por ejemplo, ventilación natural) con el diseño propuesto y con la activación de los elementos masivos de hormigón. El jurado también valorará la sostenibilidad global de la solución y la estética del edificio.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar