Cómo alargar la vida de las baterías

Cómo alargar la vida de las baterías

Una batería en mal estado nos puede jugar una mala pasada en la carretera. Un correcto mantenimiento, las revisiones periódicas del vehículo y seguir unos sencillos consejos nos ayudarán a alargar la vida de las baterías de nuestro vehículo.

Los problemas con la batería son la principal causa de avería en carretera. La probabilidad de sufrir paralizaciones causadas por las baterías es mayor que por cualquier otro tipo de avería.

La batería de un vehículo es a la vez acumulador y generador de energía y su misión principal es trasmitir energía al motor para ponerlo en marcha. Además, es la encargada de suministrar la energía necesaria para que funcionen los componentes eléctricos como los elevalunas, el GPS, la radio o el aire acondicionado.

La vida útil de una batería está relacionada con los ciclos de carga y descarga a los que está sometida. Por ejemplo, trayectos urbanos con frecuentes paradas y circular a bajas revoluciones afectan al envejecimiento de las baterías. En invierno, cuando el motor necesita más energía para funcionar y las noches son más largas, es cuando hay un mayor consumo de energía para calefactores, cargadores, ordenador, etc., que afectan a su rendimiento.

Un buen mantenimiento puede mitigar en parte ese envejecimiento de las baterías. Vigilar el nivel de electrolito (si aplica), limpiar y apretar correctamente los bornes de las mismas es fundamental para un buen funcionamiento. Por otro lado, acudir a un taller oficial para que comprueben su estado y las sustituyan en caso necesario nos ayudará a evitar sorpresas en la carretera.

Consejos para prolongar la vida de las baterías

Para evitar averías causadas por fallos en las baterías es importante seguir unas cuantas recomendaciones para alargar su vida util:

  • Cargar los dispositivos electrónicos y electrodomésticos cuando el motor esté en funcionamiento.
    Antes de parar, acondicionar la temperatura de la cabina para no hacer un uso excesivo del enfriador o del calefactor.
  • Una vez parado, no utilizar elementos que no sean necesarios.
  • Apagar las luces interiores que no sean necesarias y no usar el alumbrado exterior si no es imprescindible.
  • Siempre que sea posible, recargar las baterías con un cargador externo. Con el alternador solo se pueden cargar hasta el 90%.
  • Intentar no pernoctar en la cabina en épocas de temperaturas extremas que obliguen a mantener el climatizador en funcionamiento constante.

Un estado prolongado de baja carga o descargas frecuentes de las baterías provoca su sulfatación y, por tanto, acorta su vida útil. En ese caso, se debe acudir al taller para verificar el estado de las baterías, comprobar que su capacidad es la adecuada al uso del vehículo y, en caso necesario, sustituirlas por una nueva. Además, en el taller Scania realizarán una prueba del sistema de carga y se asegurarán de que el vehículo no presenta consumos eléctricos indeseados.

Accesorios útiles

Scania dispone de dos accesorios que ayudan a mantener y alargar la vida útil de las baterías. Por un lado, un reacondicionador de baterías, que evita la sulfatación y aumenta su vita útil. Y, por otro, un cargador de baterías, que se conecta a la red eléctrica convencional y que es muy útil en paradas prolongadas.

Deja un Comentario

Comparte con tus amigos










Enviar